En 200 aniversario de Darwin, sigue polémica por su teoría

LONDRES (AP). Es bien conocido que la revolucionaria teoría de Charles Darwin sobre la evolución enfureció a muchas personas porque contradijo la interpretación bíblica de la creación, pero pocos saben que también le creó problemas en su propia casa con su esposa profundamente religiosa.

Darwin retrasó el libro con sus descubrimientos para no ofender a su esposa, Emma, dijo Ruth Padel, tataranieta del científico naturalista. "Ella dijo que él parecía estar alejando a Dios cada vez más de sí", señaló Padel en su casa en Londres. "Pero llegaron a un acuerdo conversando, y ella le dijo, 'no cambies ninguna de tus ideas por temor a lastimarme'".

La publicación de "On the Origin of Species" (Sobre el origen de las especies) en 1859 cambió para siempre el pensamiento científico, y generó una oposición que persiste hasta la actualidad. Esa explicación atractiva de cómo las especies evolucionaron mediante la selección natural es lo que da realce al 200mo aniversario del nacimiento de Darwin el miércoles 12 de febrero.

Al menos 300 actos conmemorativos están programados tan solo en Gran Bretaña, donde el rostro de Darwin adorna los billetes de 10 libras esterlinas junto al de la reina Isabel II. Shrewsbury, la ciudad donde Darwin nació y creció en el centro de Inglaterra, celebra un festival de un mes de duración por su hijo más famoso. Además, su anterior casa cerca de Londres, Down House, alberga una exhibición permanente que recrea algunos de sus experimentos más populares.

Muchos más festejos están planeados en varias partes del mundo, incluida la Segunda Cumbre Mundial sobre la evolución en las islas Galápagos en agosto. La Casa de Moneda de la ciudad australiana de Perth pone en circulación una moneda conmemorativa de plata.

El director de proyectos especiales del Museo de Historia Natural en Londres, Bob Bloomfield, explicó que Darwin fue cauto no solamente porque no quería ofender a su esposa, sino porque comprendió que el concepto de la evolución del hombre a partir de otros animales era controversial. No quiso presentarlo como una hipótesis, sino como una explicación sustentada en numerosas observaciones y hechos.

"Sabía que tenía que armar un caso absolutamente férreo para su teoría", expuso Bloomfield. "Fue uno de los primeros investigadores realmente basados en el método científico, donde todo lo que se disponía a escribir tenía que estar basado en evidencia".

Los pequeños diarios manuscritos de Darwin son mostrados al público en una exhibición importante en el Museo de Historia Natural, al igual que miles de especímenes que coleccionó. Algunos provinieron de su fabuloso viaje de cinco años por América del Sur a bordo del Beagle, cuando visitó las remotas islas Galápagos y observó la forma en que algunas especies se habían adaptado a un entorno extraño y exigente.

Los diarios permiten atisbar el enfoque analítico y meticuloso de Darwin. Incluso menciona los pros y contras de casarse.

¿Las ventajas? Una esposa sería una compañera constante, una amiga en la ancianidad y llenaría la casa con música y parloteo femenino. ¿Los contras? Perder la libertad de ir y venir a placer y de leer cuanto quisiera de noche. Visitar parientes. Y tendría que gastar dinero en hijos, no en libros.

Darwin fue también un innovador en casa. Le colocó ruedas a la silla de su estudio para que pudiera alcanzar más fácilmente sus especímenes y, con ello quedó inventada la moderna silla de oficina.

Su pasión por comprender las obras imperceptibles de la naturaleza lo convirtieron en un visitante asiduo del Zoológico de Londres, donde hizo amistad con una orangutana llamada Jenny. Le ofreció a Jenny una armónica y le mostró su reflejo en un espejo. También observó que cuando su cuidador no le daba una manzana, hacía mohines como si fuera infante. Estas observaciones aparentemente triviales le permitieron a Darwin desarrollar su teoría de que el hombre evolucionó a partir de los primates.

"Ya más tarde cuando estaba muy enfermo, veía a las plantas enroscándose en la ventana, inclinándose hacia la luz, y se preguntaba, 'Cómo lo hacen?'", recordó Padel. "Constantemente pensaba en relaciones y eso lo llevó a entender la selección natural. Cobró conciencia de que cada población está en competencia con las otras. Supo que así es cómo se adaptan las especies, porque siempre están compitiendo por la luz, el agua y el alimento".

¿Qué estaría haciendo hoy si viviera?

Padel considera que probablemente estaría estudiando el ADN y el sistema inmunológico. Y cree que el gran escritor de diarios estaría mucho tiempo conectado a la internet.

"Sería un gran aficionado al correo electrónico", estimó.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes