Los bebedores ahorran tomando en la casa en vez del bar

ETIQUETAS

MILWAUKEE, EU (AP). Esté como esté la economía, a Marty Stogsdill le agrada tomarse su scotch.

Pero el consultor de computación de 26 años de edad prefiere disfrutar de su whisky en su casa con amigos antes que en un bar. Si lo toma afuera, paga de 10 a 18 dólares por una copa. En cambio a su casa puede llevarse una botella que le cuesta de 35 a 50 dólares.

"De ese modo uno no se está privando de nada", explicó. "Sólo que se evita el sobreprecio".

Un número creciente de consumidores deja de beber en restaurantes y bares para ahorrar dinero. También están eligiendo cervezas, vinos y licores menos caros para llevarse a sus casas. Algunos incluso han cambiado vino y licores por las más baratas cervezas.

Stogsdill dice que cuando sale a tomar afuera suele ser en el horario con descuento y a menudo opta por cervezas más baratas.

Se calcula que las ventas de licor, vino y cerveza para consumir en la casa aumentarán este año 4,8% a 79,000 millones de dólares, según Mintel International Group. La firma de investigación con sede en Chicago recientemente tuvo que revisar su pronóstico para el 2009 a fin de mantenerse al día con el cambio de costumbres.

Mintel anticipa que éste será el primer año desde por lo menos el 2003 en que los estadounidenses reducen sus gastos en alcohol en bares y restaurantes. Se anticipa que las ventas de alcohol en esos locales bajarán 1,2% a 54,200 millones de dólares.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes