Los cuervos de Nueva Caledonia se hacen más perezosos al envejecer

Los cuervos de Nueva Caledonia se esfuerzan menos en hacer las herramientas con forma de gancho que usan para buscar alimento a medida que envejecen, lo que sugiere que la experiencia los hace más perezosos, según un estudio publicado el jueves en Current Biology.

Los cuervos más viejos y experimentados de esta especie, conocida por su inteligencia, recurren con más frecuencia a un método más sencillo para hacerlo, arrancando una rama cuyo extremo tenga forma de gancho, mientras que los jóvenes actúan de forma mucho más sofisticada.

Los individuos jóvenes rompen con su poderoso pico una rama justo por encima y por debajo de un nudo, le quitan la corteza y la moldean para producir un gancho.

"Este proceso toma probablemente más tiempo y esfuerzo y las aves más experimentadas puede que traten de evitar gastar la energía que requiere", dice el biólogo Christian Rutz, profesor de la Universidad de Saint Andrews y autor principal del estudio.

De acuerdo con este experto, "también es posible que los ganchos muy redondeados se rompan más fácilmente cuando se insertan en ranuras o agujeros estrechos" para atrapar larvas de insectos.

El biólogo señala que estos cuervos (Corvus moneduloides), originarios de Nueva Caledonia, han alcanzado una significativa maestría técnica.

Aparentemente son los únicos animales conocidos que pueden fabricar, como los humanos, herramientas de gancho o anzuelo, apunta el profesor Rutz.

Esta innovación marcó una etapa importante en la evolución tecnológica humana. El hombre la ha dominado desde hace unos 23.000 años, de acuerdo con el hallazgo más antiguo de un gancho.

Los cuervos de Nueva Caledonia ofrecen una oportunidad única a los paleoantropólogos para comprender cómo nuestros ancestros han fabricado, desde hace tres millones de años, herramientas de formas complejas a partir de materias primas como la madera, huesos, piedras y conchas.

Los delfines, los elefantes, los chimpancés y algunas aves usan también herramientas, pero ninguno fabrica ganchos, señalan estos científicos.

"Recientemente descubrimos que los chimpancés usan regularmente raíces con forma de gancho para recoger algas pero sin fabricarlas", señala Christophe Boesch, director del Instituto Max Planck de antropología en Leipzig, Alemania.

Los cuervos de Nueva Caledonia pueden modelar las ramas con sus picos, una verdadera herramienta de precisión. Pero, agrega Boesch, sería muy difícil para los chimpancés obtener los mismos resultados con sus dedos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes