El mejor detector de materia oscura estará en Dakota del Sur

LEAD, Dakota del Sur, EEUU.( AP). Asentado a casi 1.500 metros (5.000 pies) debajo de la tierra en el poblado aurífero de Lead, Dakota del Sur, se encuentra un laboratorio que podría ayudar a los científicos a responder algunas preguntas bastante complejas sobre la vida, sus orígenes y el universo.

Es difícil detectarlo desde la superficie. Si se recorre el rústico pueblo, se puede descubrir mucho más sobre su pasado minero que su futuro científico. Pero el miércoles, cuando parte de la mina de oro Homestake, ya cerrada, se convierta oficialmente en un campus subterráneo, el nombre de Lead será conocido en círculos científicos como el sitio donde la esquiva materia oscura pueda ser detectada finalmente.

"Este año, 2012, será un año muy significativo porque vamos a encender el... detector y muy pronto sabremos si realmente hallamos materia oscura o no", dijo Rick Gaitskell, un científico de la Universidad Brown que durante los últimos años ha trabajado con decenas de colegas para avanzar en el llamado Gran Experimento Subterráneo Xenon _o LUX, por sus siglas en inglés, el detector de materia oscura más sensible del mundo.

Para la mayoría de la gente, la materia oscura es un término que les generaba bostezos en la clase de física en la escuela secundaria. Pero para Gaitskell y otros científicos como él, es el misterioso meollo de la existencia.

" Forma una gran parte del universo", dijo Kevin Lesko, del Laboratorio Nacional Lawrence Berkley, el principal investigador para la Instalación de Investigación Subterránea de Sanford.

Saben que está allí por la atracción gravitacional que genera pero, a diferencia de la materia normal y la antimateria, hasta ahora ha sido imposible detectarla.

Hay libros y textos científicos dedicados a lo que podría ser, pero Gaitskell _que ha dicho que "está a la cacería de la materia oscura" desde hace 23 años_ y sus colegas sólo saben que podría explicar por qué el universo no está formado de materia y antimateria en partes iguales. Eso, a su vez, podría explicar cómo el mundo que conocemos llegó a ser lo que es.

" Tiene que estar allí debido a sus efectos a través de la gravedad, pero también debe tener propiedades que la hacen muy inusual, pues de otra forma ya la hubiéramos detectado", afirmó Lesko.

La materia normal _la gente y los planetas, por ejemplo_ constituye aproximadamente el 4% del total de masa-energía del universo, señaló. La materia oscura representa cerca del 25%.

" Así, tiene un tamaño cinco veces mayor al nuestro, y a pesar de ello nunca la hemos observado directamente", agregó.

Los científicos esperan que el laboratorio enterrado a 1.478 metros (4.850 pies) debajo de la superficie terrestre cambie eso.

El gobernador Dennis Daugaard ofrecía recorridos el miércoles del laboratorio subterráneo para científicos, dignatarios y los medios de comunicación. William Brinkman, del Departamento de Energía federal, confirmó el martes que tenía planeado asistir, dijo Bill Harlan, portavoz de la instalación investigadora.

La mina de Homestead comenzó a operar durante la fiebre del oro de las Colinas Negras en 1876 y permaneció activa más tiempo que muchas otras. A fines de la década de 1990 aún empleaba a unas 1.000 personas, pero al descender el precio del oro fue evidente que sus días estaban contados. Cerró definitivamente en 2003.

La comunidad científica aprovechó el fin de esas actividades mineras. La materia oscura es demasiado sensible como para ser detectada en los laboratorios normales, pero uno ubicado tan abajo de la superficie podría ayudar a protegerlo de los molestos rayos cósmicos. Además, el detector LUX está sumergido en agua, lo cual lo aísla aún más.

Gaitskell dijo que en los últimos cuatro años ha trabajado con 70 científicos y 14 instituciones para finalmente hacer realidad el experimento LUX.

El detector estará en el Campus Davis, llamado así en honor a Ray Davis, quien ganó el premio Nobel de Física por un experimento que inició en 1965 dentro de la mina, que aún operaba como tal.

Cerca de allí, en un nuevo vestíbulo llamado el Area de Transición, estará el Experimento Demostrador Majorana, que buscará una forma inusual de descomposición radioactiva, la cual podría ayudar a los físicos a comprender cómo evolucionó el universo.

Los experimentos comenzarán este año, dijo Harlan. En total, el nuevo sitio ha costado más de 300 millones de dólares, obtenidos gracias a una mezcla de donaciones privadas y financiamiento estatal y federal. Unos 70 ex mineros trabajan ahora para el laboratorio.

Liz Tiger, propietaria de una tienda de envíos en la calle principal, dijo que la reactivación de las labores en la mina representa esperanza para Lead, un poblado de unos 3.100 habitantes a media hora de la frontera con Wyoming.

"La economía aquí realmente murió después de que Homestake cerró", dijo. "Fue absolutamente devastador".

Curiosidades, videos, noticias y más de la Copa Mundial ¡AQUÍ!

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes