En doble trasplante de manos, prevalece la izquierda

WASHINGTON (AP). Cuando a un paciente se le trasplantan las dos manos, su cerebro restablece la conexión mucho más rápidamente con la izquierda que con la derecha, informa un equipo de investigación en Francia.

La muestra fue de apenas dos pacientes, pero los dos eran diestros antes de perder las manos y en ambos casos la reconexión cerebral fue más rápida para la mano izquierda.

El estudio, dirigido por Angela Sirigu del Centro de Neurología Cognitiva en la Universidad de Lyon, en Francia, es reportado en la edición del martes de las Actas de la Academia Nacional de Ciencias.

La investigación revela que aun años después de perder las manos el cerebro puede reorganizarse para reconocer y conectarse con las reemplazantes.

También tiene lugar días después que un grupo de médicos franceses, tras una operación de 30 horas, efectuó el primer trasplante simultáneo de las dos manos y parte del rostro. El servicio de hospitales públicos de París dijo que el paciente, de 30 años de edad, es una víctima de quemaduras que se lesionó en un accidente en el 2004.

El equipo de Sirigu usó visualización magnética para estudiar los cerebros de personas que perdieron ambas manos para ver cómo respondía la región que controla el movimiento después del trasplante de manos nuevas.

Cuando se pierden partes del cuerpo como las manos, el área cerebral que las controla no queda inactiva sino que empieza a vincularse con otros músculos cercanos, dijeron los investigadores. Esas nuevas conexiones pueden hacer que los pacientes sigan sintiendo el miembro perdido o sientan un dolor fantasma.

En el nuevo estudio, los investigadores buscaron comprender cómo se revierte esa reconexión cerebral cuando se reemplazan las manos faltantes.

El primer caso involucró a LB, un hombre de 20 años herido en el 2000, quien recibió el trasplante en el 2003 después de haber usado manos artificiales.

Fue examinado periódicamente y los investigadores hallaron que su cerebro tardó 10 meses en restablecer las conexiones nerviosas para controlar la mano izquierda y 26 meses para completar la conexión para la mano derecha.

"Es interesante notar que, pese a que LB era diestro, y que después de su amputación usó principalmente la mano artificial derecha, la preferencia de mano pasó de derecha a izquierda después del trasplante", reportaron los investigadores.

El segundo paciente, CD, era un hombre de 46 años que perdió las dos manos en 1996 y recibió un trasplante doble en el 2000. Fue examinado en el 2004, 51 meses después del trasplante. Se observaron entonces conexiones cerebrales firmes para la mano izquierda pero no para la derecha.

Los investigadores advirtieron que se necesitan más estudios para determinar el motivo por el que el cerebro se reconectó más expeditivamente con la mano izquierda de dichos pacientes. Las posibilidades incluyen una conexión básicamente mejor con la mano izquierda; el modo en que el cerebro se reorganiza durante el proceso de la pérdida de una mano y su posterior reemplazo; quizás alguna diferencia preexistente en la organización cerebral.

En general, los experimentos han demostrado que el hemisferio derecho del cerebro controla la mitad izquierda del cuerpo, y muchos investigadores creen que también domina funciones como la capacidad espacial, reconocimiento de rostro, imaginería visual y música. El hemisferio izquierdo del cerebro controla la mitad derecha del cuerpo y se cree que predomina en lenguaje, matemáticas y lógica. Sin embargo, muchas funciones son compartidas por ambos hemisferios, y si uno se lesiona el otro puede absorber varias de sus funciones.

La investigación fue financiada por la Fundación Nacional de Ciencia de Estados Unidos, el Centro Nacional Francés de Investigación Científica, la Organización Internacional del Cerebro y otras organizaciones en Brasil, Francia y Canadá.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes