La crisis económica en EEUU volvió más duras a algunas madres, estudio

WASHINGTON (AFP). Las madres con un determinado gen se volvieron más duras con sus hijos cuando la economía de Estados Unidos cayó en picada en el período 2007-2009, tuvieran o no problemas de dinero, dijeron el lunes investigadores estadounidenses.

El estudio publicado en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS, por su sigla en inglés) sugiere que el ambiente puede tener un impacto importante en el comportamiento, en particular cuando se tienen en cuenta las variaciones genéticas.

El impacto de los problemas económicos en una crianza más dura de los hijos fue "modesto pero muy significativo", dijo el investigador Dohoon Lee, de la Universidad de Nueva York, a la AFP.

Por cada incremento de 10% en la tasa de desempleo, las mujeres portadoras el gen sensible reportaron ser 2,3 veces más duras en su desempeño como madres, mientras que las madres en su conjunto reportaron serlo 1,6 veces más, dijo.

Los investigadores definieron la crianza dura utilizando una escala de medidas físicas y psicológicas, como gritar, amenazar y dar azotes y bofetadas.

Los datos para el análisis provienen del Estudio de Familias Frágiles y Bienestar Infantil (FFCWS, por su sigla en inglés), una investigación sobre niños estadounidenses de zonas urbanas, a cargo de la Universidad de Princeton y la Universidad de Columbia.

Los participantes incluyen a más de 2.600 mujeres y a unos 5.000 niños nacidos en 20 grandes ciudades de Estados Unidos entre 1998 y 2000.

Sus madres fueron entrevistadas tres veces después del nacimiento de sus hijos, a los tres, cinco y nueve años. También se recogieron muestras de ADN de las madres en el intervalo de los nueve años.

La teoría "orquídea-diente de león"

Las mujeres que tenían el alelo sensible, o variación, del genotipo Taq1A DRD2, se comportaron de manera más dura cuando la economía empeoró durante la recesión de 2007-2009.

Esta variación genética está relacionada con la liberación de dopamina, una sustancia química en el cerebro que regula cómo las personas responden a las amenazas y recompensas.

"A las madres con el genotipo 'sensible' fueron más duras que sus contrapartes en una economía en deterioro y menos cuando la economía mejoró", dijo el estudio de PNAS.

Algunas investigaciones anteriores ya habían mostrado que las personas con esta variación "son más susceptibles a la agresión reactiva", agregó.

Los investigadores utilizaron el índice de confianza del consumidor y las tasas de desempleo de las ciudades estudiadas para medir la salud de la economía.

" Las reducciones reales de los ingresos entre cada entrevista dieron lugar a una mayor crianza dura", indicaron los investigadores.

En general, el estudio refuerza la teoría "orquídea-diente de león" de por qué algunas son más duras que otras, explicó Irwin Garfinkel, profesor de la Universidad de Columbia y coautor del estudio.

" Los seres humanos con genes sensibles, como las orquídeas, se marchitan y mueren en ambientes pobres, pero prosperan en ambientes ricos, mientras que los dientes de león sobreviven en ambientes pobres y ricos", dijo.

Según Sara McLanahan, profesora de la Universidad de Princeton y coautora del estudio, los resultados muestran que el miedo a lo peor puede conducir a comportamientos negativos.

" Las personas pueden adaptarse a circunstancias difíciles una vez que saben qué esperar, mientras que el miedo o la incertidumbre sobre el futuro es más difícil de manejar", dijo.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes