Se estabiliza propagación de bacteria pero se desconoce su origen

HAMBURGO (AFP). La propagación de una bacteria que ya provocó 19 muertos en Europa parecía estabilizarse el viernes, según médicos alemanes, pero su origen y la manera de difusión siguen siendo un misterio.

Una mujer de 80 años falleció en el norte de Alemania, haciendo llegar a 18 el número de víctimas fatales en este país y a 19 el total de víctimas fatales, con una personas fallecida en Suecia.

"La situación es que el número de nuevas infecciones parece estabilizarse", había declarado antes el profesor Reinhard Brunkhorst, presidente de la Sociedad alemana de nefrología y responsable hospitalario universitario de la región de Hannover (norte) donde se registraron varias muertes.

Por otra parte, un laboratorio de referencia europeo cuya sede se encuentra en Roma ante el Instituto Superior de la Salud (ISS) indicó el viernes que los análisis de laboratorio no permiten afirmar que las verduras originaron la infección de la mortífera bacteria.

"La alarma en lo que se refiere al consumo de verduras no se justifica (...) pues los análisis de laboratorio no han permitido sostener la hipótesis de que el origen de la infección eran verduras contaminadas", afirmó un comunicado del Laboratorio europeo de referencia a la Escherichia coli (Eceh).

"Por otra parte, los análisis realizados sobre muestras de pepinos sospechosos (...) aclararon definitivamente que no estaban contaminados" por la bacteria letal, según la fuente.

El viernes, la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Ginebra reafirmó que ya se conocía la cepa. Que la cepa sea identificada con motivo de una epidemia constituye "una primicia", precisó una portavoz de la OMS, Fadela Chaib.

Una sociedad china privada de genómica que trabaja con el Centro hospitalario universitario de Eppendorf en Hamburgo, y un laboratorio californiano, afirmaron el jueves que la bacteria es como una "quimera".

Esto quiere decir que se trata de un híbrido que contiene genes de dos bacterias E.coli diferentes, nunca vistas hasta ahora, y resistente a los antibióticos, "lo que hace el tratamiento con antibióticos extremadamente difícil".

Según la OMS, 12 países ya señalaron casos de infección por esta bacteria que provoca hemorragias del sistema digestivo y, en los casos más graves, trastornos renales (síndrome hemolítico y urémico, SHU).

Todos los casos están vinculados con Alemania.

El consumo de verduras seguía reducido en Europa, y aún si se descartó que los pepinos españoles fuese el vector, éste sigue siendo desconocido.

La Comisión europea levantó la advertencia que pesaba sobre las verduras españolas, pero los daños ya son considerables para la agricultura en España.

El jueves, el jefe del gobierno español Jose Luis Zapatero se entrevistó con la canciller alemana Angela Merkel, quien prometió "que Alemania estudiará fórmulas en el marco europeo para indemnizar a los agricultores afectados", según un comunicado del Madrid.

El viernes, patrones de empresas hortícolas españolas viajaron a Hamburgo para manifestar su cólera.

El embargo decretado el jueves por Rusia sobre las verduras provenientes de la Unión europea tampoco mejoró la situación.

La Comisión europea considera "desproporcionada" esta reacción, y pidió a Rusia, que importa más o menos 600 millones euros de verduras europeas por año, cambiar su decisión.

El representante de la Unión Europea en Rusia, Fernando Valenzuela, consideró el viernes que esta prohibición rusa va contra las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) a la que Rusia espera adherir este año.

Rusia verificará el fundamente de su embargo, pero no va a "envenenar" a sus ciudadanos en nombre de las reglas de la OMC, replicó el primer ministro Vladimir Putin.

De su parte, el Líbano también decretó un embargo.

Los ministros europeos de la Agricultura serán probablemente convocados a Luxemburgo el 17 de junio para una reunión extraordinaria, según fuentes diplomáticas en Bruselas.

Aún cuando la pista de los pepinos españoles fue dejada de lado, el Instituto Robert Koch (RKI), encargado de la vigilancia sanitaria en Alemania, seguía recomendando a los consumidores que evitaran las verduras crudas, cualquiera fuese su origen.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes