La geoingeniería podría salvar la Tierra... o destruirla

DURBAN, Sudáfrica ( AP). ¿"Pantallas contra el sol" encima de la Tierra?

En una época de profunda preocupación por el calentamiento global, un grupo de científicos, filósofos y eruditos en derecho analizaron si la intervención humana podría enfriar la Tierra en forma artificial, y qué ocurriría si lo hace.

Un informe difundido el jueves por la noche en Londres y analizado el viernes en la conferencia de las Naciones Unidas sobre el clima que se lleva a cabo en Sudáfrica afirma que, en teoría, el reflejar una pequeña cantidad de luz solar hacia el espacio antes de que llegue a la superficie terrestre tendría un efecto inmediato y drástico.

En sólo unos años, las temperaturas globales volverían a los niveles que tenían hace 250 años, antes de que la revolución industrial comenzara a arrojar dióxido de carbono al aire, el cual atrapa el calor y provoca un aumento en las temperaturas.

Pero nadie sabe cuáles serían los efectos secundarios en un sistema tan complejo como lo es el clima del mundo.

Podrían ser físicos: una modificación no prevista de los patrones climáticos y la lluvia. Y también políticos, algo tal vez más difícil de enfrentar, al generar conflictos entre naciones incapaces de ponerse de acuerdo sobre cómo se controlaría una intervención así, conocida como geoingeniería.

La idea de administrar la radiación solar " tiene el potencial de ser o muy útil o muy dañino", afirmó el estudio encabezado por la Real Sociedad de Gran Bretaña, el Fondo para la Defensa del Ambiente, con sede en Washington, y la TWAS, la academia de ciencias para el mundo en desarrollo con sede en Trieste, Italia.

El informe final fue elaborado después de tres días de conversaciones en marzo en un tranquilo retiro en la campiña, la cúspide de un diálogo de un año que incluyó a expertos de 22 países.

En parte se realizó después del fracaso de un proceso de negociaciones en la ONU a lo largo de 20 años, encaminado a tomar acciones decisivas para reducir la emisión de gases que generan el llamado efecto invernadero, principalmente provenientes de los combustibles fósiles, a los que se responsabiliza del cambio climático.

" El lento progreso de las negociaciones internacionales sobre el clima ha llevado a un aumento en los temores de que no se logrará recortar lo suficiente las emisiones de gases de efecto invernadero a tiempo para impedir niveles inaceptables de cambio en el clima", afirmó el reporte.

Pero la geoingeniería no es una alternativa a las acciones convencionales para mejorar el clima, dijo John Shepherd, oceanógrafo británico de la Universidad de Southampton y uno de los principales autores del informe.

" Nadie pensó que esto proporciona una justificación para no reducir las emisiones de carbono", dijo Shepherd en una entrevista telefónica desde Londres.

" Por el momento tenemos que apegarnos al Plan A, y ello podría requerir largo tiempo, de hecho", agregó. " Esto le permitiría ganar tiempo a la gente para hacer la transición a una economía donde se genere poco carbono".

Pero manipular deliberadamente a la naturaleza para contrarrestar el calentamiento global sólo puede ser una medida provisional, y está llena de peligros, advirtió el informe.

Acciones como rociar azufre en el aire o aclarar el tono de las nubes con agua de mar para reflejar más sol tendrían que ser efectuadas por tiempo indeterminado porque " habría un cambio climático amplio y rápido si se suspendieran repentinamente", agregó el reporte.

Los cielos brumosos podrían alterar los patrones climáticos y la agricultura, lo cual reemplazaría una fuente de cambio en el clima con otra.

El Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático pronostica que las temperaturas aumentarán hasta 6,4 grados Celsius (11,5 Fahrenheit) para 2100, lo que provocaría un aumento en el nivel del mar debido al deshielo en los glaciares y alteraría el clima en todo el mundo.

Shepherd dijo que el informe de 65 páginas divulgado el jueves tiene como fin generar diálogo en torno al tema.

" Ningún gobierno nos pidió que hiciéramos esto. La ONU no nos lo pidió", afirmó. " Espero que pueda continuarse dentro de un marco más formal y por encargo, porque a la larga alguien tendrá que tomar algunas decisiones".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes