Los hielos árticos retrocedieron fuertemente en agosto

WASHINGTON (AFP). Los hielos árticos, que siguen reduciéndose fuertemente bajo el efecto del calentamiento global, sufrieron en agosto su segunda mayor contracción desde el inicio de las observaciones satelitales hace 30 años, indicaron el miércoles científicos estadounidenses.

Mediciones realizadas el 26 de agosto muestran que la superficie del banco de hielo era de 5,26 millones de km2, menor a los 5,32 millones de km2 medidos el 21 de setiembre de 2005, por lo que se convierte en el segundo récord de derretimiento estival del Artico, según el Centro nacional estadounidense de estudios de Nieves y Hielos (NSIDC, National Snow and Ice Data Center).

La amplitud de esta contracción muestra que el casquete glaciar ártico podría sufrir un derretimiento más importante aún que el de 2007, que con 4,25 millones de km2 registrados al término del verano boreal se convirtió en año récord para el retroceso de los hielos desde el inicio de las mediciones satelitales, señala el comunicado del NSIDC.

Cuando faltan todavía varias semanas para que concluya a fines de setiembre la temporada de deshielo y el Artico vuelva a congelarse con el descenso de la temperatura en el otoño boreal, los científicos creen que la superficie helada podría reducirse aún más y marcar un nuevo récord este año, advirtió la entidad, con sede en Boulder (Colorado, oeste).

El deshielo del océano Artico en 2007 significó una reducción de casi 40% de la banquisa en relación a su área promedio medida en verano entre 1979 y 2000, que fue de 7,23 millones de km2, precisó.

El comunicado indica también que sólo en las cuatro primeras semanas de derretimiento en 2008, la medición de los hielos del océano Artico muestran una superficie helada inferior a la que tenía en 2005 al término del período de derretimiento: el 21 de setiembre de 2005 registró 5,32 millones de km2, contra los actuales 5,26 millones.

"El hecho es que la aceleración del derretimiento en verano observada en esta década continúa", señaló el NSIDC.

La mayoría de los modelos climáticos prevén una amplificación de este fenómeno debido al calentamiento del planeta, con la posibilidad de que las aguas del Artico estén totalmente libres de hielo en verano hacia el año 2030 o incluso antes.

A fines de junio, un glaciólogo estadounidense estimó que la contracción glacial podría dejar momentáneamente al Polo Norte libre de hielos en setiembre de este año.

"Es muy posible que para fines de este verano (boreal) no haya más hielo en el Polo Norte", explicó a la AFP científico del NSIDC Mark Serreze. Sus estimaciones se basaban en el escaso espesor que entonces mostraba el hielo polar.

El NSIDC precisó en su informe del miércoles que la contracción de los hielos árticos de 2008 se debe principalmente al derretimiento de la banquisa del mar de Chukots, al norte del estrecho de Bering, que separa a Alaska de Rusia, y del deshielo en las costas de Siberia.

En el Artico, la temporada de deshielo comienza a mediados de junio. El casquete glacial alcanza su menor superficie a mediados de setiembre y el máximo en invierno a mediados de marzo.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes