Un hueso altera fechas de deriva de continentes

PARIS (AFP). El descubrimiento de un hueso de dinosaurio en Australia, primo cercano del Megaraptor sudamericano, pone en cuestión las grandes fechas de la deriva de los continentes, según un estudio que publica una revista británica.

El parecido entre los dos dinosaurios bípedos, que vivieron en el Cretáceoo (-145 a -65 millones de años), refuerza una tesis que va contra la teoría tradicional que describe la fragmentación de Gondwana, el bloque continental meridional que se separó de Pangea, el supercontinente primitivo único.

Según esta teoría, Gondwana se habría escindido inicialmente en Africa y América del Sur, por un lado, y en la Antártica, India, Madagascar y Australia por otro, hace unos 138 millones de años.

El hueso en cuestión, que corresponde al miembro anterior de un terópodo, hallado cerca del Cabo Otway, en el estado de Victoria (sudeste de Australia), tiene una antigüedad de unos 108 millones de años.

Es hueso es una prueba de una migración terrestre entre el continente australiano y otra parte de Gondwana en medio del Cretáceo, según los autores del estudio, publicado por la revista Proceeedings of the Royal Society.

El espécimen "es el primer terópodo australiano con similitudes bien documentadas con una especie de otra parte de Gondwana", afirman Nathan Smith, de la universidad de Chicago, y sus colegas.

Este descubrimiento en paleontología respalda diversas tesis disidentes que tienen en común que estipulan que Africa se habría separado primero de Gondwana y que los lazos terrestres entre América del Sur, la Antártica y Australia se mantuvieron hasta mediados del Cretáceo y hasta comienzos del Terciario.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes