Los indios usados como conejillos de indias

Indore ( EFE). Los habitantes de la India se han convertido, sin su conocimiento, en conejillos de indias de las farmacéuticas occidentales que prueban sus medicamentos en ese país.

Estadísticas de las organizaciones no gubernamentales que así lo aseguran, demuestran que el índice de muertes durante estos procedimientos han aumentado en los últimos años.

En el Hospital Maharaja Yeshwantrao en Indore, uno de sus pacientes, Vinod, ha estado tomando pastillas durante los últimos seis meses a consejo de su médico y sospecha que han estado experimentando con él. "Tenía un dolor en el abdomen. Ellos hicieron todo tipo de pruebas y me dieron toda clase de píldoras en la mañana, tarde y noche pero no me siento nada mejor. ¿Soy un sapo o una rata o un gato para que puedan probar cualquier medicamento en mí?", se cuestiona el paciente.

Las denuncias de que el hospital lleva a cabo pruebas de medicamentos ilegales en los pacientes han aparecido en los medios de comunicación y la policía está investigando aunque los funcionarios del hospital aseguran que todas las pruebas se llevan a cabo con conformidad a las directrices del Gobierno.

India se está convirtiendo en el lugar perfecto para la prueba mundial de nuevos fármacos ya que se estima que son dos millones de personas quienes participan, con o sin su consentimiento en estos ensayos clínicos.

Según explicó el doctor Anand Rai, las pruebas de medicamentos están aumentando en India porque cuestan sólo una sexta parte de lo que hacen en Occidente.

" El sistema de regulación de aquí es relativamente corrupto, y las empresas farmacéuticas pueden registrar fácilmente pacientes y comenzar pruebas. En los países desarrollados, se necesitarían 6 meses para registrar a 5 pacientes, mientras que en la India en el mismo tiempo, pueden llevar a cabo pruebas en 2000 personas", aseguró el también presidente de la Asociación de Médicos Residentes de Madhya Pradesh.

Asimismo, el doctor Rai asegura que los estadounidenses que realizan las pruebas " usan" a los pacientes analfabetos y pobres. " Ni siquiera saben los detalles del medicamento (...) eso no es ético. Atan a los pacientes sin el consentimiento adecuado, sin haber sido informados de que están tomando parte de una prueba clínica. Es a la vez inmoral e ilegal", añade el doctor.

Sin embargo, hay pacientes que se inscriben por desesperación y es que para ellos la asistencia sanitaria experimental es mejor que ninguna.

Babita, por ejemplo, ha accedido a que su hijo sea tratado con un medicamento nuevo que le han dicho que calmara su fiebre. " El tratamiento es gratuito, así que estoy contento con él", asegura.

Existe un reglamento para supervisar los ensayos de medicamentos, incluyendo la creación de comités de ética en los hospitales para garantizar la seguridad del paciente, pero su uso no es el adecuado.

" El comité de ética tiene la importante responsabilidad de supervisar las pruebas de los medicamentos", asegura el doctor Sumit Shukla, sin embargo, añade, está mal empleado. " Por ejemplo, un instituto médico en la lejana Bombay da permiso para una prueba de medicamentos en ciudades como Indore, Jabalpur y Bhopal. ¿Cómo puede usar el permiso de un comité de ética de otro instituto en otra ciudad para justificar los ensayos de medicamentos en un instituto de aquí?", añade el también miembro de la Asociación de Maestros Médicos de Indore.

Con más de 1,300 ensayos clínicos en curso en el país, ésta industria tiene un valor de mil millones de dólares.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes