A menudo, el abuso lleva a niños a matar a sus padres

PHOENIX, Arizona(AP). Mientras un niño de ocho años pasa días en una cárcel juvenil, acusado de asesinar a tiros su padre y otro hombre, la pregunta clave sigue sin responderse: "¿Por qué?".

La policía dice que el niño planeó y ejecutó meticulosamente los asesinatos, pero no ha mencionado un motivo. Los sicólogos infantiles y otros expertos dicen que aunque muchos factores pudieran hacer que un niño mate a uno de sus padres, la razón más común es el abuso severo.

Entre 2005 y 2007, no hubo asesinatos cometidos por niños de ocho años o menores en Estados Unidos, de acuerdo con estadísticas del FBI. Veintiún niños entre cinco y ocho años cometieron asesinatos durante la década que concluyó en 2004.

"Caos como éste te hacen rascarte la cabeza", dijo el abogado defensor Paul Mones, quien ha representado a niños acusados de matar a sus padres y escribió un libro llamado "When a Child Kills" (Cuando un niño mata).

Dijo que cuando eso sucede, la abrumadora mayoría lo hace por un puñado de razones: problemas de salud mental en la familia, o abuso físico, emocional y sexual en el hogar.

"Muchos de esos niños que cometen homicidio sufren de trastorno por estrés traumático", dijo Mones. "Ellos viven en un ambiente que muy a menudo es disfuncional y violento".

En Ohio, por ejemplo, un niño de 13 años le dijo a un juez en un caso del 2000 que mató a tiros a su padre en defensa propia, porque durante años éste lo golpeó con ganchos de ropa y palos de escoba.

Un niño de 12 años de Douglas, Arizona, es acusado de matar a su madre tras una discusión en agosto. Los abogados de la defensa dijeron que el niño fue víctima de abuso físico y verbal.

James Alan Fox, un criminólogo en la Universidad Northeastern en Boston, dijo que en casos muy raros, un niño mata porque no tiene conciencia. Esos son "las llamadas malas semillas ... que son capaces de cometer asesinato sin sentir una respuesta emocional", dijo.

"Pero más a menudo, esos niños responden a hechos en sus vidas", dijo Fox. "Usualmente es abuso físico de algún otro tipo. Puede ser para protegerse a sí mismo o a otro miembro de la familia de abuso físico o sexual, y menos a menudo es reflejo de una enfermedad mental grave".

En St. Johns, Arizona, el jefe de policía Roy Melnick dijo la semana pasada que los investigadores estaban tratando de determinar si el niño en caso el más reciente había sido víctima de abusos, aunque más tarde dijo a algunos medios que no habían encontrado evidencia en ese sentido.

Melnick dijo que el niño confesó haber matado a su padre y al otro hombre, pero no dio más detalles.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes