Una sola neurona puede reactivar un miembro paralizado

PARIS (AFP). Una única neurona es todo lo que se precisa para restablecer el movimiento voluntario a músculos paralizados, informaron el miércoles médicos estadounidenses.

En experimentos que apuntan a nuevos tratamientos para parálisis provocadas por heridas en la columna vertebral o accidentes vasculares, monos aprendieron en pocos minutos a dominar el poder de una única neurona para activar músculos inmovilizados por drogas.

Hay unas 100,000 millones de neuronas en el cerebro humano, y el estudio sugiere una sorprendente flexibilidad en el tipo de tareas que pueden desempeñar.

"Casi todas las neuronas que probamos pueden ser utilizadas pra controlar este tipo de estímulo", declaró el autor e investigador de la Universidad de Washington, Chet Moritz, en una audioconferencia con periodistas.

Si un mono lo puede hacer, un humano debe poder hacerlo todavía mejor, indicó.

Las pruebas clínicas todavía demorarán varios años o aún más, añadió Moritz.

Heridas de la columna vertebral provocan diferentes tipos de limitaciones motrices a cientos de miles de personas anualmente en todo el mundo, haciendo que los gestos más simples -abrir una puerta, rascarse, o tomar un vaso de agua- se vuelvan muy difíciles, si no imposibles.

Primero conectaron electrodos a neuronas individuales dentro de la corteza motora del cerebro de un mono y registraron la actividad eléctrica.

Estas señales fueron encaminadas en tiempo real a un computador, y desde ahí a través de un estimulador a otro conjunto de electrodos conectados directamente a músculos de la muñeca del mono, que fueron bloqueados de manera artificial a lo largo del conducto neural normal.

Dado que se necesita poco poder de procesamiento, el computador tiene el tamaño de un teléfono celular y puede ser atado al cuerpo del animal.

Versiones futuras serán inalámbricas y suficientemente pequeñas como para poder implantarlas directamente en el cuerpo, indicó el investigador.

El mono aprendió un video juego simple, acertando blancos en una pantalla con un aparato de control que manejó con una sola mano.

"Pero cuando fue paralizado, la única manera que tenía de mover su muñeca era cambiar la actividad de una neurona individual en su cerebro", explicó Moritz.

En promedio, el mono demora 10 minutos en "entrenar" a la nueva neurona lo suficiente como para poder volver a jugar.

"El cerebro puede aprender muy rapido a controlar nuevas células y a utilizarlas para generar movimientos", dijo el co autor, Eberhard Fetz.

Este es también el primer estudio que demuestra que una neurona puede controlar un músculo y posiblemente todo un grupo de músculos.

Electrodos conectados en un lugar particular de la columna vertebral debajo de una herida podrían activar 10 o 15 músculos que ya están preparados para agarrar una taza de café o caminar, dijeron los investigadores.

Y si un accidente vascular dañó la corteza motora, los pacientes podrán redireccionar otras neuronas que habitualmente no controlan músculos.

Sin embargo, falta superar varios obstáculos antes de que estas nuevas técnicas puedan ser probadas en humanos, indicó.

Para evitar infecciones, el sistema debe poder ser completamente implantable, para que los alambres no pasen a través de la piel. Y los electrodos deberán ser más estables para que puedan registrar la actividad de neuronas a lo largo de años, y no sólo e semanas.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes