El 2011, el peor año en décadas para los elefantes

JOHANNESBURGO ( AP). El 2011 ha sido un año desastroso para los elefantes, quizás el peor desde que en 1989 fueron prohibidas las ventas de marfil para salvar de la extinción al mayor animal terrestre, dijo el jueves una red de monitoreo de la fauna.

La confiscación de un número récord de colmillos de elefante representa al menos 2.500 animales muertos y muestra que el crimen organizado _en particular en Asia_ está cada vez más involucrado en el tráfico ilegal de marfil y la cacería que lo alimenta, dijo el grupo TRAFFIC.

Algunos de los colmillos confiscados provinieron de viejas reservas, de elefantes cazados hace años. No está claro cuántos elefantes fueron cazados recientemente en Africa por sus colmillos, pero los expertos están alarmados.

Tom Milliken, experto de TRAFFIC en elefantes y rinocerontes, piensa que los criminales pudieran tener la ventaja en la guerra para salvar a los proboscidios.

"Como la mayoría de las confiscaciones grandes de marfil no derivan en arrestos, me temo que los delincuentes están ganando", le dijo Milliken a The Associated Press.

En la mayoría de los casos se trata de marfil contrabandeado desde Africa a Asia, donde la creciente riqueza ha alimentado la demanda de ornamentos de marfil y de cuernos de rinoceronte, que son utilizados en la medicina tradicional aunque los científicos han demostrado que carecen de efectos para ese fin.

"El aumento en el comercio de marfil y la cacería de elefantes y rinocerontes están siendo impulsados por las organizaciones criminales asiáticas, que ahora están firmemente establecidas en sociedades africanas", dijo Milliken en una entrevista telefónica desde su oficina en Zimbabwe. "Hay más asiáticos que nunca en la historia del continente, y esta es una de las repercusiones".

Aún no se conocen todas las estadísticas, y nadie puede decir a ciencia cierta cuánto marfil está pasando sin ser detectado, pero "lo que es claro es el enorme incremento de las confiscaciones en gran escala, de más de 800 kilogramos (1.760 libras), que han ocurrido en el 2011", afirmó TRAFFIC en un comunicado.

Hubo al menos 13 confiscaciones grandes este año, en comparación con seis en el 2010 con un peso total apenas por debajo de los 1.000 kilogramos (2.200 libras).

En el peor caso y el más reciente, las autoridades malayas confiscaron el 21 de diciembre centenares de colmillos de elefante africano valorados en 1,3 millones de dólares en ruta a Camboya. Estaban ocultos en contenedores de artesanías provenientes del puerto de Mombasa, en Kenia.

La mayoría de las confiscaciones grandes han sido de cargamentos originados en puertos de Kenia o Tanzania, dice TRAFFIC.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes