Los pingüinos en peligro: señal de alarma

WASHINGTON (AP). La población declinante de los pingüinos indica que los océanos del mundo están en dificultades, afirman los científicos.

Los pingüinos pueden ser la versión frígida del canario en la mina de carbón _que revela si hay gases tóxicos_ con poblaciones animales afectadas por una combinación del calentamiento global, la contaminación petrolífera en los océanos, cardúmenes reducidos, turismo y desarrollo, según un nuevo estudio científico.

Una científica de la Universidad de Washington vinculó la declinación de los pingüinos en zonas remotas con el estado de los océanos del sur.

"Ahora estamos viendo los efectos (del calentamiento y contaminación causados por los seres humanos) en los lugares más lejanos del mundo", dijo la bióloga conservacionista P. Dee Boersma, autora del informe publicado en la edición de julio de la revista Bioscience. "Considerábamos que muchos pingüinos estaban seguros por estar lejos de la gente. Pero eso no es verdad".

Los científicos calculan que existen de 16 a 19 especies de pingüinos. Aproximadamente una docena enfrentan algún tipo de dificultades, escribió Boersma. Unos pocos, como el pingüino rey hallado en islas en el norte de la Antártida, están aumentando en número, agregó.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza enumera tres especies de pingüinos en peligro, siete en situación vulnerable _que significa que "enfrentan alto riesgo de extinción en estado silvestre"_ y dos "casi amenazadas". Hace unos 15 años, sólo de cinco a siete especies eran consideradas vulnerables, precisan los expertos.

Y el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos, que ya incluye una especie de pingüinos en su lista de especies en peligro, está estudiando si tiene que añadir otras diez.

La más numerosa colonia de pingüinos patagónicos en el mundo está en Punta Tumbo, Argentina, pero el número de parejas reproductoras allí disminuyó de las 400,000 que había a fines de los años 60 a 200,000 en octubre del 2006, precisó Boersma. A lo largo de un siglo, los pingüinos africanos han disminuido de 1,5 millón de parejas reproductoras a 63,000.

La declinación general no se debe a un solo factor.

Para los pingüinos Adelie, el calentamiento global en la península antártica occidental es un problema ya que les dificulta hallar alimentos, dijo Phil Trathan, titular de biología conservacionista en la Inspección Antártica Británica, científico prominente en el estudio de los pingüinos que no participó en el nuevo estudio.

Para los pingüinos que viven en las islas Galápagos, las pautas climáticas de El Niño constituyen un problema porque las aguas más cálidas obligan a los animales a viajar más lejos en busca de alimentos, descuidando a sus crías, observó Boersma. A fines del fenómeno récord El Niño de 1998, los pingüinos hembra sólo tenían el 80% de su peso normal. Los científicos han vinculado el cambio climático a las manifestaciones más intensas de El Niño.

Los derrames petroleros también contaminan las aguas donde habitan los pingüinos en las costas frente a Argentina, Uruguay y Brasil, y han contribuido a la declinación en la población de Punta Tombo, agregó la científica.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes