La siquiatría estudia enajenación paterno-maternal

NUEVA YORK ( AP). La Asociación Estadounidense de Siquiatría se enfrenta una vez más en dificultades al actualizar su tradicional catálogo de trastornos mentales porque deberá decidir si incluir o no el término enajenación paterno-maternal, un término disputado que indica cómo la relación de un niño con un padre o madre separados puede envenenarse a causa del otro.

Existe amplia coincidencia de que esto suele ocurrir, por lo general desencadenado por un divorcio y una disputa por la custodia de los niños. Pero hay un áspero debate acerca de si el fenómeno debe ser clasificado formalmente como síndrome de un trastorno mental. La cuestión está planteada ahora ante la asociación en momentos en que prepara su primera revisión completa desde 1994 de su Manual de Diagnóstico y Estadística de Trastornos Mentales, conocido como DSM por sus siglas en inglés.

" Hemos recibido una enorme cantidad de correos, más que con cualquier otra cuestión", dijo el Dr. Darrel Regier, vicepresidente del grupo que redacta el manual. " Las pasiones en ambos bandos son excepcionalmente intensas".

En un bando del debate, que se plantea desde los años 80, están las feministas, los defensores de las mujeres abusadas y otros que consideran que el " síndrome de enajenación paterno-maternal" es un concepto no confirmado y potencialmente peligroso, además de útil para los varones que tratan de desviar la atención de su comportamiento abusivo.

" Este es un concepto inventado; no tiene apoyo científico", afirmó Joan Meier, profesora en la Facultad de Derecho de la Universidad George Washington que ha escrito sobre violencia doméstica y custodia de menores.

En el bando opuesto hay legiones de creyentes en la existencia del síndrome, incluso cientos de personas que asistieron a una conferencia sobre el tema este fin de semana en Nueva York. Sostienen que si el manual reconoce el concepto permitirá fallos más justos en tribunales de la familia y permitirá que más hijos de divorciados reciban tratamiento para poder reconciliarse con el padre o madre alejados.

" Este es un problema que causa horribles consecuencias en los niños... Todos los argumentos que he escuchado en contra son triviales", afirmó el Dr. William Bernet, un profesor de siquiatría en la Facultad de Medicina de la Universidad Vanderbilt.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes