El terremoto en Italia afectó a la importante industria biomédica

ROMA ( AFP). La industria biomédica italiana se vio duramente afectada por el terremoto que se produjo el pasado martes en el noreste de Italia, en la zona de Mirandola, en Emilia Romaña, donde tienen su sede unas 100 empresas de ese sector que emplean a más de 5.000 personas.

Localizada a unos 30 kilómetros de Módena, la ciudad de Mirandola, de sólo 22.000 habitantes, es líder en Europa en el diseño y producción de productos sanitarios, como jeringas, frascos así como instrumentos para diálisis, cirugía del corazón y trasfusión de sangre.

Organizadas en un consorcio, las empresas del sector, entre ellas multinacionales como B.Braun, Covidien, Fresenius, Gambro Dasco y Sorin, fabrican " productos terminados así como componentes", según su página web.

Mirandola es líder a nivel europeo de aparatos para la hemodiálisis, según la misma fuente, cuyo "distrito industrial" nació gracias a la idea de un farmacólogo en los años 60.

En 2009, pese a la crisis económica, el volumen de negocios del distrito fue de 950 millones de euros, con un aumento del 4,5% en un año y un 40% de ventas al exterior.

Los residentes de esa zona, entre las más productivas de Italia, no sólo viven aterrados por las continuas réplicas, algunas de magnitud fuerte, sino que temen perder el trabajo por la recesión que atraviesa la economía del país desde el inicio del año.

La zona resultó gravemente afectada por los dos terremotos, tanto el del 20 de mayo como el del 29 mayo, los cuales provocaron importantes daños a galpones y edificaciones industriales.

Los habitantes temen sobre todo las repercusiones económicas y que se agrave la recesión en la tercera economía de la zona euro.

Según el diario La Repubblica, el primer sismo causó daños a "las estructuras", destruyendo cobertizos y maquinarias por valor de 300 millones de euros.

Los daños causados por el segundo movimiento telúrico alcanzan los 600 millones de euros y destrozaron instalaciones de alta tecnología, muy sofisticadas e innovadoras.

" Hay que garantizar a unos 45.000 pacientes que necesitan diálisis los productos necesarios para su rápida sobrevivencia", advirtió Stefano Rimondi, presidente de la asociación local Assobiomedica y accionista de Bellco, una de las sociedades biomédicas de Mirandola.

La empresa sufrió daños tan graves que tanto la producción como la administración de las existencias está paralizadas.

" Pensamos reactivar la producción en unos dos meses. La situación se agravó y no podemos programar nada con el último temblor", comentó.

La zona produce el 60% de los productos y equipos necesarios para la diálisis.

Conocida por ser el pulmón económico de Italia, célebre por ser una llanura fértil dominada por el río Po, la región está llena de fábricas y granjas, renombradas mundialmente por ser el ejemplo más exitoso de pequeña y mediana empresa en el mundo.

La región produce nada menos que el 1% del Producto Interno Bruto de Italia.

Según datos del diario Il Fatto Quotidiano, 3.500 empresas están paralizadas, casi 20.000 personas perdieron el trabajo, de las cuales 2.000 en el sector de la cerámica, 5.000 en el sector mecánico, 4.000 en el alimentario, 1.500 en el de la distribución y más de 4.000 en servicios.

Sólo en el sector agrícola, la asociación de productores Coldiretti calcula que sufrió daños por valor de 500 millones de euros.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes