Dos transbordadores listos para el telescopio espacial

CABO CAÑAVERAL, Florida, EU (AP). Las dos rampas de lanzamiento de los transbordadores de la NASA están ocupadas: una por el Atlantis que despegará esta semana con destino al telescopio espacial Hubble y la otra por el Endeavour, en caso de que los siete astronautas del Atlantis necesiten ser rescatados.

El Atlantis y su tripulación parten al espacio para reparar por última vez le telescopio Hubble, lanzado hace 19 años. Esa misión fue cancelada hace cinco años por ser considerada demasiado peligrosa. Tras otros retrasos posteriores, el lanzamiento quedó programado para el lunes.

Si el Atlantis sufre una avería grave durante el lanzamiento o el vuelo, los astronautas no estarán en la estación espacial internacional, donde podrían refugiarse durante semanas mientras aguardan la llegada de un nuevo transbordador. Quedarían varados en su nave espacial junto al Hubble, donde la NASA calcula que podrían permanecer con vida durante 25 días antes de quedarse sin aire.

En ese caso, el Endeavour y otros cuatro astronautas tendrán que despegar en un vuelo de rescate una vez que la NASA determine que el Atlantis no está en condiciones de efectuar el vuelo de regreso.

Los astronautas del Atlantis reconocen que existe una leve posibilidad de que sea necesario el rescate e insisten que viajarán al Hubble incluso sin plan de rescate.

El comandante del Atlantis, Scott Altman, considera que podrían parecer un exceso de cautela todos estos preparativos, pero tener una nave de rescate lista en la rampa de lanzamiento es lo debido.

"Es como llevar tirantes y un cinturón. Si se necesita el cinturón por haberse estropeado los tirantes, uno se alegra de tenerlo", afirmó Altman, ex capitán de la armada y ex piloto naval.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes