Ancianos pueden someterse a cirugía a corazón abierto

NUEVA ORLEANS(AP). Los octogenarios con arterias bloqueadas o válvulas cardíacas con filtraciones solían ser enviados de vuelta a sus casas por sus médicos con sólo unas píldoras para tratar de aliviar sus síntomas. Ahora son cada vez más los que son sometidos a cirugía a corazón abierto y sus tasas de supervivencia son similares a las de los pacientes mucho más jóvenes, revelan nuevos estudios.

Hace años, a los médicos "se les decía que estaban pasándose de los límites" si operaban a un septuagenario, dijo el Dr. Vincent Bufalino, un cardiólogo de la Universidad Loyola en Chicago. Pero hoy "tenemos ancianos robustos y mentalmente lúcidos" que quieren decidir por sí mismos si desean correr el riesgo, agregó.

Aun los nonagenarios están siendo sometidos a operaciones a corazón abierto, dijo el Dr. Harlan Krumholz, cardiólogo de la Universidad de Yale que ha investigado a pacientes cardíacos ancianos.

"La edad de por sí no debería ser una exclusión automática", afirmó. No todos los ancianos pueden someterse a una operación tan rigurosa, pero los excelentes resultados comprobados en los nuevos estudios indican que los médicos han progresado para determinar quiénes pueden hacerlo.

Los estudios fueron reportados en una conferencia de la Asociación Cardiológica Estadounidense esta semana en Nueva Orleans.

En los últimos años las técnicas quirúrgicas, la anestesia y otros progresos médicos redujeron la tasa de mortalidad. Eso impulsó a más médicos a operar en pacientes de mayor edad de una serie de dolencias.

Pero la cirugía a corazón abierto es otra cuestión, ya que exige abrir el corazón dentro de un pecho anciano y colocar al paciente en una máquina de circulación extracorpórea mientras los médicos reparan los frágiles vasos sanguíneos y las válvulas debilitadas.

Las pautas de tratamiento de la asociación cardiológica y otros grupos no establecen límites para dichas operaciones. Hasta ahora depende de los pacientes, los médicos y los aseguradores decidir quiénes pueden someterse a ellas.

En la Florida, el Dr. Paul Kurlansky, director de investigación en el Instituto de Investigación Cardiológica de la Florida, condujo un estudio de 1,062 octogenarios que se sometieron a cirugía de desvíos coronarios en el Centro Médico Mount Sinai en Miami Beach entre 1989 y el 2001.

La supervivencia promedio fue de unos seis años, casi la misma de la gente de edad similar que no padecía enfermedades cardíacas. En total, un 90% sobrevivieron la operación como para ser dados de alta. Este porcentaje fue mejorando notablemente a medida que avanzaba el estudio, de 85% en los primeros años al 98% hacia el final.

Además, el 65% sobrevivió sin complicaciones relacionadas con la cirugía y aun más sin complicaciones a largo plazo, un "resultado muy, muy notable", comentó Kurlansky. Los pacientes también reportaron una calidad de vida similar a la de otros de su edad que no habían sido sometidos a operaciones de desvío coronario.

"Estamos lidiando realmente con la edad cronológica versus edad física", agregó. Muchos pacientes ancianos están saludables y animados, y si necesitan una operación quirúrgica "no hay motivo para negárselas".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes