Anticuerpos protegen aún contra gripe mortal de 1918

WASHINGTON (AP). Casi un siglo después de la desaparición del brote de gripe más mortal de la historia, el torrente sanguíneo de los sobrevivientes aún porta la súper protección contra el virus de 1918, demostrando la notable durabilidad del sistema inmunológico humano.

Científicos examinaron la sangre de 32 personas de entre 92 y 102 años que estuvieron expuestas a la epidemia de gripe de 1918 y encontraron anticuerpos que aún transitan por su cuerpo, buscando liquidar la vieja cepa de gripe.

Investigadores manipularon esos anticuerpos convirtiéndolos en vacuna y encontraron que mantuvieron con vida a todos los ratones a los que infectaron con la gripe asesina, según un estudio publicado el domingo en internet por la revista Nature.

No existe una necesidad apremiante para una vacuna contra la gripe de 1918 debido a que el virus ha mutado mucho desde entonces de su forma letal y es extremadamente improbable que sea una amenaza nuevamente, dijeron los expertos.

Lo que es más importante en esta investigación, agregaron, es que confirma teorías en el sentido de que nuestro sistema inmune tiene una memoria incisiva.

"Es increíble. El Señor nos ha bendecido con anticuerpos para toda la vida", dijo el coautor del estudio doctor Eric Altschuler, de la Universidad de Medicina y Odontología de Nueva Jersey. "Lo que no te mata te hace más fuerte", agregó.

Este es el período más largo de permanencia en la gente de células específicas de combate de enfermedades, dijo el principal autor del estudio doctor James Crowe, un profesor de Microbiología e Inmunología del Centro Médico Universitario Vanderbilt en Nashville, Tenesí.

Estos anticuerpos, sin embargo, no sobrevivieron simplemente: han mutado tremendamente y ahora se sujetan más estrechamente a microorganismos infecciosos que otros anticuerpos. Ello los hace más potentes, agregó.

Crowe dijo que espera utilizar técnicas similares para incrementar la potencia de vacunas que serían más útiles ahora contra cepas nuevas de influenza aviar que podrían tornarse epidémicas.

En 1918 la gripe mató aproximadamente a 50 millones de personas en el mundo y casi toda la población estuvo expuesta al virus, dijo Crowe. El virus específico de 1918 se perdió durante décadas, hasta que fue reconstruido hace aproximadamente tres años utilizando material genético de víctimas.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes