Argentina prohíbe cigarrillo electrónico al no ser beneficioso

BUENOS AIRES (AFP). Argentina prohibió este lunes la comercialización y uso del cigarrillo electrónico, al no haber hallado pruebas de que ayude a dejar de fumar ni de que sea inocuo para el consumo humano, informó la agencia oficial de medicamentos y alimentos ANMAT.

"Prohíbese la importación, distribución, comercialización y la publicidad o cualquier modalidad de promoción del sistema de administración de nicotina denominado Cigarrillo Electrónico", se indicó en el comunicado oficial.

En Argentina comenzaba a verse en forma frecuente a personas dando pitadas al pequeño cilindro blanco de material plástico que enciende una lucecita rojiza en su extremo, muy similar a la del tabaco y el papel encendidos.

"No existe evidencia científica que valide a estos productos como medios auxiliares para dejar de fumar, ni su inocuidad", dijo Roberto Lede, uno de los directores de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).

La entidad menciona una recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), según la cual "no se ha establecido la seguridad y el grado de absorción de la nicotina a través de estos productos".El citado cigarrillo tiene "un dispositivo microelectrónico con cartuchos que pueden contener cantidades variables de nicotina, aceites esenciales de tabaco, sustancias aromatizantes, propilenglicol, glicerol y otras sustancias".

Argentina se suma así a países que lo prohibieron como Uruguay, Colombia y Panamá, en tanto que en la mayoría de las naciones de la Unión Europea (UE) no está prohibido y tampoco en Estados Unidos, aunque las autoridades estadounidenses lo desaconsejan.

"No se sabe exactamente qué concentración de nicotina y otros tóxicos inhalan las personas que fuman cigarrillos electrónicos y tampoco existen estudios clínicos sobre los efectos sobre la salud", dijo la Food and Drug Administration (FDA) de EEUU, citada por la ANMAT.

La FDA, que regula sobre alimentos y drogas, "encontró en los dispositivos electrónicos ingredientes cancerígenos (como las nitrosaminas) y otros químicos tóxicos peligrosos para la salud, como el etilenglicol, utilizado como anticongelante para los coches", se señaló en el comunicado.

Mario Virgolini, coordinador del Programa Nacional de Control de Tabaco del Ministerio de Salud, dijo que "no sólo no esta probada su inocuidad, sino que hasta podría retrasar el proceso de cesación tabáquica de un fumador que intenta dejar el hábito, por el contenido de nicotina que posee".

La prohibición de fumar en Argentina alcanza a establecimientos estatales y gastronómicos, entre otros lugares públicos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes