Aumentan las enfermedades ligadas al trabajo en países de la OCDE

PARÍS ( AFP). Los trastornos de salud mental en el trabajo aumentan y ya afectan al 20% de los trabajadores en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), advierte un informe de la institución divulgado este lunes.

Según este informe, que lleva por título " ¿Malestar en el trabajo? Mitos y realidades sobre la salud mental y el empleo", uno de cada cinco trabajadores padece trastornos mentales como la depresión o la ansiedad, y muchos tienen problemas para superarlos, en los 34 países de la OCDE.

La institución afirma que la proporción de trabajadores expuestos al estrés o a tensiones en su lugar de trabajo aumentó en el conjunto de los países de la zona en la última década.

Asimismo, " la precarización creciente del empleo y el aumento actual de presiones en el trabajo podría conllevar una agravación de los problemas de salud mental en los próximos años".

Los autores del informe señalan que según una estimación prudente de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el coste para la sociedad de una mala salud mental de los trabajadores (problemas de salud, absentismo, baja de productividad, etc) representa entre el 3 y 4% del PIB en la Unión Europea.

De cada cuatro trabajadores con un trastorno mental, tres presentan una caída de la productividad en el trabajo, mientras que en el caso de los trabajadores en buena salud solo es uno de cada cuatro.

El absentismo laboral también es mucho más frecuente en las personas con trastornos mentales, recuerda la organización.

La OCDE señala también que la mayoría de las personas con trastornos mentales trabaja, aunque la tasa de empleo oscila entre el 55% y el 70%, en función de la gravedad de sus problemas.

Cerca del 50% de las personas con problemas graves y más del 70% de las que tienen un trastorno moderado no reciben ningún tratamiento.

Los autores preconizan intervenir en un estadio más precoz, ya que la mitad de estos trastornos aparecen en la adolescencia, o incluso hacer un seguimiento de los de carácter moderado, puesto que la mayoría de los países centran su política sanitaria " casi exclusivamente en el tratamiento a personas afectadas de problemas graves, como la esquizofrenia, que solo representa un cuarto de los pacientes".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes