Chile: gobierno busca cómo entregar legalmente píldora

SANTIAGO DE CHILE (AP). El gobierno busca una fórmula legal para entregar a las mujeres la "píldora del día después", luego que la Contraloría General de la República prohibió su distribución en los consultorios municipales y algunos diputados anticiparon que la entregarán en sus sedes políticas.

"Nosotros vamos a pedir una reconsideración a la Contraloría del dictamen que ha hecho y si esa reconsideración no es posible, exploraremos todas las medidas legales para que esta medida, que es absolutamente injusta, se pueda revertir", dijo hoy lunes el ministro del Interior, Edmundo Pérez Yoma.

"Esta es una situación manifiestamente injusta que solamente las personas con recursos puedan acceder a este fármaco y queremos que esto se resuelva lo más pronto posible", añadió.

La diputada María Antonieta Saa y el diputado Fulvio Rossi anunciaron que facilitarán sus sedes para que el anticonceptivo de emergencia pueda ser entregado a las mujeres que lo requieran.

El gobierno nuevamente se ve enfrentado a la Iglesia Católica y a la oposición conservadora, que recibieron con satisfacción el dictamen de la contraloría, que determinó que ni las municipalidades ni ninguna otra organización pública o privada ligada al Sistema Nacional de Servicios de Salud pueden entregar el fármaco.

Aunque la Contraloría no se pronunció sobre el asunto de fondo --si la píldora es abortiva o no- paralizó su entrega a las mujeres más pobres que no tienen dinero para acudir a un médico que les dé una receta para adquirir la píldora.

Las mujeres con más recursos acuden a su médico privado por la prescripción y luego la despachan en una farmacia.

La batalla entre los partidarios y los detractores de la píldora se arrastra por alrededor de una década y cuando el oficialismo logra despejar el camino para entregar la píldora, abogados ultraconservadores acuden a resquicios legales para detener la distribución.

El médico y diputado Enrique Accorsi dijo el lunes que estudios científicos determinaron que la pastilla no es abortiva y que "son las personas las que tienen que decidir sobre qué métodos usar y no un grupo que está dictando la conducta sexual de todos los chilenos, y eso es inaceptable".

El candidato presidencial opositor, el empresario Sebastián Piñera, se mostró partidario de legislar sobre la píldora, pero fueron 36 diputados de su coalición los que lograron el pronunciamiento de la Contraloría.

Según estimaciones médicas, anualmente más de 32,000 mujeres llegan a los hospitales por complicaciones del aborto. Según médicos especialistas, esto hace suponer que en Chile se realizan más de 160,000 abortos clandestinos al año.

En Chile incluso está prohibido el aborto terapéutico.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes