Cocaína contaminada de amplia presencia agudiza riesgos

LITTLE ROCK, Arkansas, EU ( AP). Casi una tercera parte de toda la cocaína confiscada en Estados Unidos está mezclada con un peligroso medicamento veterinario que pudiera aumentar los efectos de la droga y que es responsabilizado de al menos tres muertes y padecimientos graves en decenas de personas.

El fármaco, llamado levamisol y aplicado contra lombrices, ha matado al menos a tres personas en Estados Unidos y Canadá y enfermado a más de 100. Puede ser usado en humanos para tratar el cáncer colorrectal, pero debilita severamente el sistema inmunológico y deja a los pacientes vulnerables a infecciones fatales.

De acuerdo con estudios científicos, el levamisol podría darle a la cocaína un efecto más intenso, posiblemente al aumentar el nivel de dopamina, un neurotransmisor.

En documentos de la agencia federal antidrogas DEA analizados por The Associated Press se indica que 30% de la cocaína confiscada en Estados Unidos está contaminada con levamisol. Funcionarios de salud dijeron a la AP que la mayoría de los médicos no sabe prácticamente nada de los riesgos de esta droga.

" Yo pienso que la mayoría de los médicos en Estados Unidos no tienen idea de que esto está sucediendo", dijo Eric Lavonas, director asistente del Centro Rocky Mountain de Venenos y Drogas en Denver, una ciudad en la que hasta la mitad de la droga está contaminada con levamisol. " Uno no puede diagnosticar una enfermedad de la que no ha oído nada".

Las autoridades creen que los productores de cocaína están añadiendo el levamisol en Colombia, antes de que la cocaína sea contrabandeada hacia Estados Unidos y Canadá y vendida en polvo o como crack.

Las presiones económicas podrían estar jugando un papel. La baja del suministro en Estados Unidos ha elevado el precio de la cocaína y reducido la pureza de la droga en la calle. Los traficantes podrían consideran que el levamisol agrega fuerza a una droga debilitada.

El levamisol comenzó a aparecer con frecuencia en la cocaína procedente de Colombia en enero del 2008. Para finales del año pasado, la DEA concluyó que la cocaína contaminada con ese medicamento estaba circulando ampliamente.

Al mismo tiempo, hospitales de diferentes partes del país comenzaron a detectar más consumidores que llegaban con síntomas de agranulocitosis, una enfermedad que elimina los glóbulos blancos necesarios para combatir las infecciones.

La cocaína adulterada no ha recibido mucha atención en Estados Unidos, aunque las autoridades federales investigan su consumo, dijo el vocero de la DEA Paul Knierim.

" Creo que el mensaje sigue siendo el mismo: No use cocaína, es una droga peligrosa", dijo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes