Codeína puede ser letal para algunos niños recién operados

WASHINGTON ( AFP). El tratamiento analgésico a base de codeína después de la operación para sacar las amígdalas puede provocar la muerte de ciertos niños, advierte un estudio publicado este miércoles en la revista médica estadounidense New England Journal of Medicine.

El doctor Gideon Koren, pediatra y profesor de toxicología de la Universidad Western de Ontario, en Toronto, Canadá, descubrió este riesgo después del fallecimiento de un niño de dos años que había sido operado para extraerle las amígdalas.

La inflamación de las amígdalas se trata generalmente con antibióticos pero en ciertos casos es necesario extirparlas.

El niño operado por el doctor Koren recibió la codeína, un alcaloide que se extrae del opio, para calmarle el dolor. La segunda noche después de la intervención tuvo fiebre y fue encontrado muerto por la mañana.

La investigación mostró que su madre le había administrado las dosis prescritas de jarabe de codeína. Pero el doctor Koren descubrió que el niño era portador de un gen que aceleraba el metabolismo de la codeína.

Esta anomalía es la consecuencia de una producción demasiado elevada de morfina por parte del organismo, lo que puede tener un desenlace fatal.

Se considera que un 1% de las personas de raza blanca son portadoras de ese gen. En los negros la tasa es del 30%.

" Esto muestra la necesidad de mantener bajo vigilancia en el hospital a los niños al menos 24 horas" después de una operación, subrayó Koren.

En la mayoría de los casos los niños operados de amígdalas regresan a casa el mismo día.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes