Comida chatarra, problema "de peso" en las primarias de EEUU

CHICAGO (AP). La comida chatarra sigue abundando en las escuelas primarias de Estados Unidos a pesar de los amplios esfuerzos para frenar la obesidad infantil, de acuerdo con un nuevo estudio.

Entre 2006 y 2010, prácticamente la mitad de las escuelas públicas y privadas encuestadas vendieron bocadillos salados o dulces en máquinas expendedoras o en otros lugares, con un cambio menor durante esos cuatro años, revela el estudio.

El hallazgo fue sorprendente si se tienen en cuenta las fuertes campañas locales a favor de mejorar la dieta de los niños, dijo la investigadora Lindsey Turner, psicóloga de salud de la Universidad de Illinois en Chicago y principal autora del estudio.

El análisis se enfocó en bocadillos no vendidos en las horas de comida, los cuales hasta hace poco no estaban sujetos a los estándares de nutrición del gobierno.

Es más probable que las escuelas vendan papas fritas, galletas o alimentos similares en el sur de Estados Unidos, donde están las tasas más altas de obesidad. Este tipo de alimentos industrializados fueron más escasos en el oeste del país.

Los resultados son preocupantes, dijo Turner, porque muestran que muchas escuelas no han hecho caso a los mensajes de los defensores de la salud, como el Instituto de Medicina, que en un reporte de 2007 exhortó a limitar la disponibilidad de esos alimentos en las escuelas fuera de las horas de comida y agregó que estos alimentos no debían ser azucarados, salados ni grasosos.

De acuerdo con el nuevo estudio, muchas escuelas también ofrecieron alimentos más sanos fuera de las horas de comida que incluyeron fruta y vegetales, pero venderlos junto con la comida chatarra podría hacer que los niños omitan las opciones saludables, además de que envía mensajes "mixtos sobre una nutrición sana", opinó el doctor Thomas Robinson, pediatra de la Universidad de Stanford e investigador sobre prevención de la obesidad.

Datos recientes indican que casi 20% de los niños en las escuelas primarias de Estados Unidos son obesos.

El estudio aparece en la publicación Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine publicada el lunes.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes