Contagio del VIH es delito en número creciente de países

LONDRES (AP). Cada vez más naciones del mundo han empezado a considerar el contagio del virus de la inmunodeficiencia humana, que causa el sida, como un crimen, señala un informe de la Federación Internacional de Paternidad Planificada.

Las autoridades del sector salud temen que esta tendencia afecte los avances contra la pandemia del sida y cause de hecho un aumento en los casos. Se considera que a nivel mundial unas 33 millones de personas padecen sida y se registran casi tres millones de casos nuevos cada año.

"Si se aplica mal la ley, esto podría hacernos retroceder y causar un daño increíble", dijo Paul de Lay, experto en sida de UNAIDS, la agencia de la ONU dedicada a su combate, quien no participó en el estudio.

De Lay indicó que ello podría hacer forzosos los exámenes para detectar el virus y forzar la epidemia a la clandestinidad al obligar a los infestados a ocultar su estatus, permitiendo que el virus se propague sin control.

De acuerdo con Paternidad Planeada, un total de 58 naciones en todo el mundo tienen reglamentos que criminalizan el VIH o utilizan leyes anteriormente existentes para procesar a quienes lo contagien. Otras 33 naciones consideran implementar normas similares.

Desde el 2005, siete naciones del occidente de Africa han aprobado leyes contra el sida. En Benin, por ejemplo, el simplemente exponer a alguien al VIH es un crimen, aunque no se de el contagio. Y en Tanzania, la transmisión intencional del virus puede conllevar cadena perpetua.

Muchas de las leyes en Africa fueron aprobadas luego de un encuentro en Chad patrocinado por la Agencia de Desarrollo Internacional de Estados Unidos, el mayor patrocinador mundial de la lucha contra el sida, a la cual asistieron funcionarios de la ONU.

"La ONU definitivamente fue negligente al permitir que pasara esto", dijo Kevin Osborne, experto en sida de Paternidad Planeada y uno de los autores del estudio.

De Lay indicó que UNAIDS apenas se enteró del encuentro cuando terminó este.

Sin embargo, las naciones pobres no son las únicas que tienen leyes de este tipo.

En Estados Unidos, 32 estados tienen leyes contra la transmisión del sida. Los expertos estiman que miles de personas han sido acusadas en todo el país por contagiar la enfermedad.

Desde el 2001, 16 personas en Gran Bretaña han sido procesadas por contagio y en el 2005, una mujer canadiense fue acusada de negligencia criminal y asalto con agravantes por contagiarle el sida a su bebé estando embarazada.

La mujer no le informó a los médicos que tenía sida y no recibió los medicamentos necesarios para impedir la transmisión del virus a su bebé. Fue sentenciada a seis meses de sentencia condicional y un período adicional de tres años de libertad condicional.

En naciones como Gran Bretaña, Canadá y Estados Unidos, que se cuentan entre los principales patrocinadores del combate contra el sida en Africa, tales situaciones resultan especialmente lamentables, dicen muchos expertos.

"Fija un mal ejemplo en el sentido de que otras naciones podrían pensar que esta es una forma apropiada o deseable de enfrentar el sida", dijo Richard Elliott, director ejecutivo de la Red Legal VIH/sida de Canadá.

Aunque tendría sentido el procesar a la gente que contagia el sida con dolo, los expertos indican que esos casos serían extremos.

"La ley criminal es un instrumento tosco. Si se pone en prisión a una persona con sida, entonces se piensa que se está controlando la enfermedad. Pero no se han enfrentado los temas relacionados con las conductas íntimas que difunden el VIH", dijo Osborne.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes