Cuba dice que desarrolló su propio antiviral contra gripe

LA HABANA ( AP). Cuba produjo y registró su propio antiviral para las personas contagiadas con la gripe porcina para evitar que mueran.

" El desarrollo del Oseltamivir fue trabajoso; pero lo hicimos con amor y una gran cohesión entre farmacéuticos, químicos, bioquímicos, ingenieros y cuantos participamos en esa obra", dijo Saúl Padrón, subdirector del Centro de Investigación y Desarrollo de los Medicamentos (CIDEM).

Según indicó en una entrevista publicada por el periódico oficial Granma, el proceso de desarrollo y el registro " logró concluirse" en el 2009.

Padrón indicó que actualmente la isla fabrica más del 80% del catálogo de los medicamentos que se usan aquí.

" No es solo este antiviral, sino una política del Estado para garantizar el amplio acceso de la población", comentó el farmacéutico al destacar que en la nación caribeña la colocación del producto es gratuito como en general todos los servicios de salud.

" Al desatarse la pandemia, el antivírico para combatirla (Tamiflu) desapareció de las farmacias en muchas naciones. Los precios aumentaron de cuatro euros la cápsula (el tratamiento requiere 10) hasta 6,90 (euros) en la actualidad", agregó Padrón.

El CIDEM tiene como misión desarrollar medicamentos que la isla necesita y sustituir importaciones. A la fecha el instituto registró unos 700 productos, entre ellos los antirretrovirales para el tratamiento contra del VIH que abarataron dramáticamente los costos.

Tras el desarrollo del oseltamivir (también conocido en el mundo por su nombre comercial de Tamiflu) el laboratorio local NOVATEC comenzó a fabricarlo a escala industrial.

Las autoridades cubanas no indicaron si está vigente alguna patente que proteja o restrinja la producción del medicamento, que en el mercado mundial, bajo la marca Tamiflu, es fabricado y comercializado por la farmacéutica Roche.

En ocasiones anteriores, como con las sustancias para enfermos de sida, Cuba ha violado las patentes vigentes reproduciendo medicamentos para suministrarlos a pacientes en la isla alegando que es inmoral dejar morir a las personas por no contar con el dinero que cuestan esos productos fabricados por empresas transnacionales.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes