Dominicana: 20.000 casos nuevos de chikungunya

República Dominicana registró poco más de 20.000 nuevos casos sospechosos de chikungunya en una semana, con lo que el número de afectados asciende a más de 77.000 desde que comenzó la epidemia a finales de marzo, informaron el miércoles las autoridades.

El ministerio de Salud detalló que los casos sospechosos se han detectado en 30 de las 32 provincias, principalmente en la capital y las vecinas Santo Domingo y San Cristóbal, donde los hospitales públicos permanecen saturados de pacientes con los síntomas.

La enfermedad es transmitida por un virus mediante la picadura de los mosquitos aedes aegypti y aedes albopictus y provoca prolongadas fiebres, vómitos, diarrea, erupciones en la piel e intensos dolores en las articulaciones y la cabeza que inhabilita a los pacientes. En casos graves, los dolores pueden durar hasta dos años y dejar secuelas para toda la vida.

En República Dominicana y otros países del Caribe "se ha desarrollado aún mucho más esta patología porque no éramos inmunes" al virus, explicó Talía Flores, representante de la sociedad dominicana de infectología en un encuentro con autoridades y representantes de la Organización Panamericana de la Salud para evaluar las estrategias contra la enfermedad.

Debido a que no existe vacuna ni medicamento contra la enfermedad, los pacientes sólo son tratados con el analgésico acetaminofén para calmar los síntomas. Las autoridades han basado su estrategia en la eliminación de criaderos de mosquitos.

"Eliminar los criaderos es una responsabilidad de todos", insistió el ministro de Salud, Alfredo Hidalgo, al recordar que los mosquitos que transmiten esa enfermedad, así como el dengue, se reproducen en cualquier tipo de recipiente con agua, incluso agua potable y de lluvia.

Desde mayo el ministerio de Salud comenzó campañas en todo el país para distribuir casa por casa larvicidas para los depósitos de agua y ayudar a la población de barrios marginados y zonas rurales a desechar todo recipiente que pueda convertirse en criadero de mosquitos.

La artritis epidemémica chikungunya era endémica de Asia y Africa y se detectó por primera vez en el Caribe a finales del 2013 en el territorio francés de Saint Martin, desde donde comenzó a propagarse a toda la región.

La OPS informó que hasta el 6 de junio había registrado cerca de 131.000 casos sospechosos en 16 islas del Caribe, principalmente en República Dominicana, los territorios franceses de San Martin, Guadalupe y Martinica, así como en Haití.

José Moya, consultor de la OPS en República Dominicana, explicó que ambos mosquitos que transmiten la enfermedad son comunes desde el sur de Estados Unidos hasta el norte de Chile, por lo que se teme que la epidemia comience a expandirse pronto en el continente.

Al menos dos países continentales han confirmado la llegada de personas provenientes del Caribe con la fiebre chikungunya, según el organismo multilateral.

Aunque la fiebre no representa peligro inminente de muerte, sus síntomas pueden afectar enfermedades pre-existentes. La OPS ha reportado 14 decesos de personas que presentaban los síntomas.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes