Droga para cáncer cuesta 93,000 dlrs; ¿se justifica el gasto?

BOSTON ( AP). Muchas medicinas nuevas para el cáncer cuestan casi 100,000 dólares al año y hay quienes se preguntan si realmente se justifica semejante gasto para prolongar una vida unos pocos meses.

El ejemplo más reciente es Provenge, que cuesta 93,000 dólares anuales y añade unos cuatro meses de vida, término promedio, a hombres con tumores incurables en la próstata.

Bob Svensson, de 80 años, dice que su seguro pagó por la medicina.

" Pero yo no pagaría esa suma de mi bolsillo", agregó, porque no cree que el beneficio justifique el gasto.

Svensson, un ex ejecutivo de Bedford, Massachusetts, dice que un plan complementario de su seguro médico del gobierno Medicare paga por la droga mientras el gobierno decide si cubre ese gasto o no. Sería un gasto enorme, ya que el cáncer de próstata es el más común entre los hombres.

A lo largo de la última década, las medicinas nuevas para el cáncer han costado por encima de los 5,000 dólares por mes. Unas pocas hacen que el mal entre en remisión por suficiente tiempo como para que comience a hablarse de cura. Pero a la mayor parte de la gente, las medicinas les agregan algunos meses o años de vida.

Las aseguradoras dicen que pagarán por ellas mientras Medicare lo haga. Algunos seguros, no obstante, fijan límites a lo que van a pagar por una persona y mucha gente no tiene seguro porque se quedó sin empleo durante la recesión.

Revlimid, de Celgene Corp., es una pastilla que combate el mieloma múltiple --una forma de cáncer de la sangre-- y puede costar hasta 10,000 dólares por mes, lo mismo que Avastin, de Genentech. Provenge, de Dendreon, llega más lejos todavía.

A diferencia de otras medicinas con las que se puede experimentar un mes o dos, Provenge es una apuesta a todo o nada, de 93,000 dólares. Se aplica una sola vez para preparar al sistema inmunológico para que combata los tumores de la próstata. Se le dice la primera vacuna contra el cáncer.

Una de las razones por las que es tan costosa es que no se trata de una pastilla producida en un laboratorio, sino de un tratamiento individual, en el que se usan células y una proteína del mismo paciente. Preparar la medicina es costoso y toma tiempo.

Hay quienes dicen que es una medicina al alcance únicamente de los ricos.

Algunos médicos cuestionan el valor de Tarceva, una droga de Genentech para el cáncer de páncreas. Cuesta 4,000 dólares al mes y se calcula que prolonga la vida un promedio de 12 días. La gente que se sometió a quimioterapia y usó Tarceva vivió otros seis meses y medio, en tanto que quienes recurrieron únicamente a quimioterapia lo hicieron seis meses. En otras palabras, quienes consumieron Tarceva gastaron 24,000 dólares y vivieron 12 días más.

¿Cuándo se puede decir que el remedio justifica el gasto?

Generalmente se dice que se puede invertir hasta 50,000 dólares para añadir un año de vida. " Es un parámetro que se usa desde hace décadas, pero que no puede ser considerado una verdad absoluta", manifestó Harlan Krumholz, experta de la Universidad de Yale especializada en costos asociados con la salud.

Muchas medicinas contra el cáncer se pasan de esa cifra. Hay estimados según los cuales un paciente con cáncer de pulmón que usa Erbitux puede gastar entre 300,000 y 800,000 dólares por un año de vida, según Len Lichtenfeld, de la American Cancer Society.

Generalmente la gente está dispuesta a gastar más en el tratamiento de un cáncer que en otras enfermedades, pero no hay reglas al respecto.

Los que deciden cuánto se gasta son las aseguradoras, las cuales generalmente hacen lo que hace Medicare. Y Medicare tiende a cubrir cualquier droga que haya sido aprobada por la Administración Nacional de Drogas y Alimentos (FDA).

" Los seguros hacen que uno no tenga que pensar en los costos", pero si alguien se queda sin trabajo, y sin cobertura médica, descubre que no puede pagar por las medicinas, manifestó Alan Venook, especialista en cáncer de la Universidad de California, de San Francisco.

La mayoría de las empresas farmacéuticas tienen programas para asistir a pacientes de bajos ingresos. Y esos programas " han recibido más solicitudes" de asistencia en los últimos años, según Geoffrey Cook, portavoz de Novartis AG.

Es más fácil justificar drogas como Gleevec, que prácticamente cura el cáncer de estómago y leucemia, ya que mantiene a la gente viva indefinidamente.

" No tenemos objeciones a las drogas que le ofrecen a la gente una calidad de vida mágica por años", manifestó Venook.

No está claro si Provenge puede llegar a ser ese tipo de droga. Los médicos dicen que hay que ensayarla con personas en la etapa inicial del cáncer de próstata. Hasta ahora se la empleó en casos en los que el paciente deja de responder a una terapia hormonal y extendió la expectativa de vida por un año o más.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes