EEUU aprueba el uso del botox para ciertos casos de incontinencia

Washington ( EFE). La Administración de Alimentos y Drogas de Estados Unidos (FDA) aprobó este miércoles el uso del botox para tratar la incontinencia urinaria en personas con circunstancias neurológicas graves, como la esclerosis múltiple, y que padezcan hiperactividad en la vejiga.

Las contracciones incontroladas de la vejiga en personas que sufren ciertos trastornos neurológicos pueden hacer que sean incapaces de controlar la orina, de manera que son tratados con medicación para relajar la vejiga y con catéteres para vaciarla regularmente, explicó la FDA en un comunicado.

Este tratamiento, recién aprobado por la FDA, consiste en inyectar botox en la vejiga para lograr relajar sus músculos e incrementar la capacidad de la misma, de manera que disminuya la incontinencia urinaria, explicó la FDA en un comunicado.

" La incontinencia urinaria asociada a ciertos daños neurológicos es difícil de manejar, y el botox otra opción de tratamiento para estos pacientes", dijo George Benson, subdirector de la División de Reproducción y Productos Urológicos.

La inyección del botox se lleva a cabo mediante una citoscopia, un procedimiento que requiere anestesia general y que permite al doctor visualizar el interior de la vejiga. La duración efectiva del tratamiento es de aproximadamente nueve meses, precisó la administración.

La efectividad de este tratamiento fue demostrado en dos estudios clínicos con 691 pacientes que sufrían incontinencia urinaria producto de algún daño en la médula espinal o por esclerosis múltiple.

Ambas investigaciones mostraron estadísticamente disminuciones significativas en la frecuencia de los episodios de incontinencia sufridos por el grupo al que se le había aplicado el botox, en comparación con los que habían sido tratados con placebo.

Los efectos secundarios más comunes en los pacientes que han recibido este tratamiento han sido infección en el tracto urinario y retención urinaria, que tiene que ser tratada mediante catéter.

Además de ser usado para mejorar la apariencia de las arrugas faciales, el uso del botox también ha sido aprobado para el tratamiento de la migraña crónica, en ciertos casos de rigidez muscular, para sudoración en las axilas y para tratar a personas que sufran contracción ocular o tengan los ojos no alineados.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes