EU: Especialista ayuda a evitar infecciones en hospital

BALTIMORE ( AP). Esta no es cualquier unidad de cuidados intensivos: Cada doctor, enfermera, amigo o familiar se ha de cubrir la ropa con un camisón amarillo y ponerse guantes morados antes de entrar en la habitación de un paciente.

¿El objetivo? Prevenir el contagio de gérmenes.

La estricta medida forma parte del plan del Centro Médico de la Universidad de Maryland para luchar contra las infecciones en hospitales, y Michael Anne Preas patrulla la unidad de cuidados intensivos como una agente de policía en un barrio peligroso, controlando cualquier tipo de bacteria.

Si alguien olvida los guantes, Preas se lo dice a un doctor en prácticas que está a punto de examinar a un paciente con un tubo respiratorio. Sorprendido, el médico se lava las manos de forma inmediata y agarra un par de guantes.

Al observar el tubo intravenoso insertado en el cuello de otro paciente, Preas descubre otra posible entrada para las bacterias: La larga barba del paciente obstruye lo que debería ser un cierre hermético. Hay que afeitar esa zona y colocar un nuevo catéter, le dice Preas a una enfermera.

Ni siquiera los empleados de la limpieza quedan excluidos de las inspecciones de Preas, quien pregunta si se han puesto guantes nuevos antes de recoger la basura y transportar carritos que las enfermeras tocarán.

Las infecciones en centros de salud son una de las principales causas en el país de fallecimientos que se pueden prevenir. Provocan la muerte de unas 99,000 personas al año.

Sin embargo, es muy posible que usted nunca haya escuchado hablar del trabajo de Preas: Ella es una especialista en prevención de infecciones, parte de un proceso evolutivo en hospitales para reducir esas altas cifras de muertes o perder lucrativos dólares del Medicare, el sistema gubernamental de atención médica a los adultos mayores.

" Hay que estar en muchas partes", dijo Preas, que junto a un equipo de otros cuatro especialistas comprueba partes de este gran hospital de Baltimore para medir el control de infecciones, intentando identificar las zonas inevitables en que el rápido ritmo diario de trabajo puede permitir el acceso a los gérmenes.

Los médicos y las enfermeras tienen órdenes estrictas de seguir su consejo.

El programa es inusual. Tan solo existen entre 8,000 y 10,000 especialistas en prevención de infecciones alrededor del país, y en los hospitales más pequeños están ocupados documentando las estadísticas de infecciones o avisando a los médicos sobre agentes patógenos específicos, según la Asociación de Profesionales en Control de Infecciones y Epidemiología.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes