Embarazo no agrava riesgo de muerte por cáncer mamario

ATLANTA (AP). Las mujeres embarazadas y con cáncer mamario no tienen más riego de muerte que otras jóvenes pacientes con la enfermedad, según un nuevo estudio.

El diagnóstico de cáncer mamario especialmente atemorizante para una mujer embarazada, pues presenta decisiones complicadas sobre cómo tratar a la madre y no dañar al feto. Algunos médicos recomiendan aborto, para poder concentrarse en tratar a la madre.

El estudio, uno de los mayores sobre si el cáncer mamario afecta más severamente a mujeres embarazadas o recientemente embarazadas que a otras mujeres, contradice otros estudios menores que indicaban que la maternidad agravaba las cosas.

"Si podemos tratarlas lo suficientemente temprano, tenemos buenas probabilidades de un resultado prometedor para la madre y el niño", dijo la principal autora del estudio, la doctora Beth Beadle, del Centro Oncológico M.D. Anderson de la Universidad de Texas.

El hospital de Houston tiene el mayor registro mundial de mujeres embarazadas enfermas de cáncer mamario y sus niños.

En el nuevo estudio, publicado el lunes por la revista Cancer, los expertos analizaron datos de 652 mujeres de 35 años o menos que recibieron tratamiento en el M.D. Anderson por cáncer mamario de 1973 a 2006.

El grupo de estudio incluyó a 104 mujeres embarazadas: 51 que tenían cáncer durante el embarazo y 53 que se enfermaron en el año después del parto.

Las tasas de recurrencia del cáncer, metástasis y supervivencia fueron las mismas para las mujeres con cáncer asociado con el embarazo que para las otras mujeres, dice el estudio. Los expertos calcularon las tasas por 10 años después del diagnóstico inicial.

Las mujeres que estaban embarazadas tenían tumores más avanzados, probablemente porque las mujeres y sus médicos pudieran haber descartado cambios en los senos, atribuyéndolos a la lactancia o el embarazo, piensan los autores del estudio.

Generalmente, el cáncer mamario es más agresivo en mujeres jóvenes y las tasas de supervivencia son significativamente más bajas.

Aunque la edad parece ser un factor, no hubo evidencias de que el embarazo lo fuese, pues no hay indicios de que los tumores creciesen más rápido en mujeres embarazadas que en las otras, dijo Beadle, especialista en radiología oncológica.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes