España confirma caso humano de enfermedad de vaca loca

MADRID (AFP) - El Gobierno español confirmó a última hora del miércoles un cuarto caso humano de enfermedad de la vaca loca en el país, una mujer que falleció el mes pasado en la región de Castilla-León.

Los medios españoles indicaron que la mujer fallecida, de 64 años, era madre de un hombre de 41 años de edad que había fallecido también este año de la misma enfermedad degenerativa del cerebro.

La ministra de Sanidad dijo que las pruebas de laboratorio confirmaron que la mujer tenía la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, variante humana de la Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB) o enfermedad de la vaca loca.

"En el día de hoy y tras haberse realizado las pruebas analíticas correspondientes, el laboratorio de referencia del Hospital de Alcorcón (Madrid) ha confirmado el tercer caso de la variante humana de la enfermedad de Creutzfeld-Jakob en la Comunidad de Castilla y León, cuarto que se produce en España", comunicó el Ministerio de Sanidad.

"Este caso no tiene consecuencias epidemiológicas, es decir, no pone en riesgo la salud de los ciudadanos", recalcó el Ministerio.

"Una vez más, las Administraciones (Gobierno de España y Junta de Castilla y León) reiteran la existencia de plenas garantías en el consumo de carne de vacuno", agregó el Ministerio.

El Gobierno reveló el pasado 27 de agosto que la mujer fallecida podía tener la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob y se estaban realizando pruebas de laboratorio para salir de dudas.

En julio de 2005, Sanidad indicó "una alta probabilidad" de que el deceso en Madrid de una mujer de 26 años hubiera sido causado por primera vez por la Kreutzfeld-Jacob. Fue el primer caso detectado en España.

Más de 200 personas en el mundo pueden haber muerto, la mayoría en Gran Bretaña, como consecuencia de la variante humana de la enfermedad de la vaca loca, descubierta en 1996.

Los científicos piensan que la enfermedad está causada por el uso de partes infectadas de reses para elaborar alimentos para el ganado.

Las autoridades consideran que comer carne de animales infectados puede provocar la variante humana de esa enfermedad degenerativa del cerebro que resulta letal.

Los 27 miembros de la Unión Europea, incluida España, proscribieron ingredientes de alto riesgo, como la médula espinal, de los productos alimenticios.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes