Estudian en San Juan cómo contener la creciente obesidad infantil en América

San Juan, (EFE). El elevado consumo de sal, el preocupante sedentarismo y la ingesta cada vez más frecuente de comidas "rápidas" y muy procesada son los factores que más están contribuyendo al incremento galopante de la obesidad infantil en América, un problema que amenaza los programas de salud nacionales.


Así lo dejaron saber hoy a Efe algunos de los responsables en materia de salud y alimentación que participan en San Juan en la iniciativa "Capacitación sobre Prevención de Sobrepeso y Obesidad Infantil en Latinoamérica y el Caribe", que organiza la Comisión de Alimentación y Nutrición de Puerto Rico.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el sobrepeso y la obesidad como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para una persona. La mide en función del índice de masa corporal (IMC).

Un IMC (el peso en kilos dividido por el cuadrado de la estatura, medida en metros) igual o superior a 25 determina sobrepeso y de 30 o más, obesidad.

Roberto Lagos Flores, jefe del proyecto Programa Elegir Vivir Sano del Gobierno de Chile, dijo hoy a Efe que el 67 % de la población chilena adulta padece sobrepeso u obesidad.

Según la Encuesta Nacional de Salud realizada en Chile en 2010, entre la población atendida en el sistema público de salud de ese país se detectó obesidad en el 6,9 % de los menores de un año, en el 8,8 % de entre 1 y 2 años, en el 9,1 % de entre 2 y 3 años, en el 12,5 % de entre 4 y 5 años, y en el 23,1 % de los de entre 6 y 7.

"Es una tendencia muy difícil de bajar", reconoció Lagos Flores, quien apuntó que, entre otros motivos, el 92,9 % de las mujeres adultas de ese país son sedentarias, un porcentaje que tan sólo se reduce al 84 % en el caso de los hombres.

Igualmente, lamentó que los niños no son bien educados respecto a la importancia de la buena alimentación y alertó sobre el rápido crecimiento del consumo de alcohol y tabaco en los últimos años entre los jóvenes, que, según dijo, muchos de ellos empiezan a tomar bebidas alcohólicas a los 13 años.

Catalina Borde Villegas, consultora independiente de la Sociedad Colombiana de Pediatría y otra de las participantes en la reunión -que se prolongará hasta el próximo miércoles- señaló a Efe que la mitad de los adultos (18-64 años) de su país sufren sobrepeso u obesidad.

"Tenemos que intentar recuperar las recetas tradicionales y consumir más alimentos frescos. Nuestro mayor problema es cómo controlar el consumo de alimentos procesados. Debemos educar en la idea de que se puede vivir una vida sana en la vida moderna", sostuvo en conversación con Efe.

En Puerto Rico, el porcentaje de sobrepeso infantil disminuyó del 38,1 % en 2010 al 37,8 % en 2012. No obstante, la obesidad aumentó del 27,5 al 28,4 %, según Amy Samalot Giovannetti, directora ejecutiva de la Comisión de Alimentación y Nutrición de Puerto Rico.

Samalot dijo a Efe que los índices de obesidad en Puerto Rico se van elevando cada día más debido a los cambios en los hábitos de las personas, ya que a mediados del siglo pasado la gente consumía lo que plantaba en los campos, por lo que tenían más nutrientes fibras y no abundaba la comida procesada.

Igualmente, el secretario del Departamento de Recreación y Deportes puertorriqueño, Ramón Orta, defendió que para que baje el índice de obesidad infantil, los niños deben abandonar parte de su ocio pasivo -como el uso de vídeojuegos- para dar más relevancia al activo.

Entre los países representados en esta reunión, en la que también participó hoy la primera dama de Puerto Rico, Wilma Pastrana, figuran también Aruba, Costa Rica, Ecuador, México, República Dominicana, San Martín, Curazao y Venezuela.

Curiosidades, videos, noticias y más de la Copa Mundial ¡AQUÍ!

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes