Estudio sugiere antidepresivos para víctimas de apoplejías

CHICAGO (AP). Los médicos deberían recetar de inmediato antidepresivos a las víctimas de apoplejías en lugar de aguardar a que desarrollen la depresión, una complicación común, sugirió una nueva investigación.

Las conclusiones podrían ampliar el uso de antidepresivos. Algún día, las personas de gran riesgo como los pacientes de apoplejías podrían tomar estos fármacos antes de sufrir de depresión _ como las personas toman ahora drogas contra el colesterol para evitar ataques cardíacos, dijo el autor del estudio.

Los investigadores recetaron dosis menores del antidepresivo Lexapro a los pacientes que sufrieron apoplejías. Los pacientes que tomaron el fármaco fueron 4,5 veces menos propensos a desarrollar una depresión que los que tomaron un placebo.

Más de 700,000 estadounidenses sufren derrames cerebrales cada año y más de un tercio contraer depresiones en los dos años siguientes. Los pacientes de apoplejía con depresión se recuperan más lentamente y tienen más posibilidades de morir, según una investigación anterior.

"Hemos demostrado que los antidepresivos pueden evitar el desarrollo de la depresión tras unas apoplejías", dijo el doctor Robert Robinson, de la Universidad de Iowa, que encabezó el estudio. "Espero que no sufra una apoplejía, pero si la sufro, ciertamente desearía que me recetaran un antidepresivo".

Los especialistas creen que los derrames pueden dañar la parte del cerebro que afecta el estado emocional del paciente. Si se suma a ello el estrés de aprender tareas simples u ajustarse a las limitaciones creadas por la dolencia, la depresión en casi inevitable.

Lexapro quizá tenga efecto al fomentar la secreción de serotonin en el cerebro y al fomentar la regeneración del tejido de ese órgano, dijo el doctor George Bartzokis, de la Universidad California, en Los Angeles, que no participó en el nuevo estudio.

"El tratamiento de la depresión podría ayudar en los casos de apoplejía y viceversa", agregó.

El estudio, que aparece en el número de la revista Journal of the American Medical Association que sale a circulación el miércoles, está basado en 176 pacientes de apoplejía, con edades de los 50 a los 90 años.

Más salvaje que nunca llega la 6ta temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes