Expertos debaten destruir últimos virus de la viruela

LONDRES ( AP). La viruela, una de las enfermedades más mortíferas, erradicada hace tres décadas, sigue viva bajo estrictas medidas de seguridad en dos lugares: Estados Unidos y Rusia.

Muchos países dicen que sería conveniente destruir esos virus para bien de la seguridad mundial.

Por quinta vez, en la reunión de la Organización Mundial de la Salud que inicia la semana próxima, pedirán la destrucción de los virus. Y parece que sus esfuerzos serán tan vanos como en las cuatro ocasiones anteriores.

Funcionarios en Washington y Moscú dicen que es esencial conservar algunos virus de viruela vivos para el caso de que una futura amenaza biológica requiera nuevas pruebas. Además, dicen, se necesitan muestras para seguir desarrollando vacunas y drogas experimentales.

En 1996, los estados miembros de la OMS acordaron que la viruela debía ser destruida. Pero demoraron la ejecución del acuerdo para que los científicos pudieran desarrollar vacunas y drogas. Hecho: hay dos vacunas y una tercera en camino, y hay drogas para tratar el mal, aunque no lo curan.

Pero aunque la mayoría de los países de la OMS establezcan un nuevo plazo para la destrucción, el organismo no tiene poder para obligar a su cumplimiento.

La comunidad científica está dividida en cuanto a la destrucción de las muestras. El influyente periódico Nature se opuso en un editorial a principios de año, alegando que los científicos deben poseer los medios para seguir investigando y acaso desarrollar nuevas vacunas y tratamientos mientras exista la posibilidad de un ataque biológico.

En cambio, el doctor Donald A. Henderson, quien encabezó la campaña para erradicar la viruela en los años 70, sostiene que "sería una idea excelente destruir los virus de la viruela. Es un organismo al que conviene temer".

Sostiene que la posesión de viruela por personas no autorizadas debería ser tipificada como crimen de lesa humanidad, y que las autoridades internacionales deberían perseguir a los países que la conserven.

Un informe realizado por investigadores independientes bajo encargo de la OMS el año pasado sostuvo que no había una razón científica de peso para conservar los virus, pero otros profesionales dicen que éstos aún podrían proporcionar información valiosa en el futuro.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes