FDA analiza píldora para perder peso

WASHINGTON (AP). La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) anunció el viernes que una píldora para tratar la obesidad fabricada por Orexigen Therapeutics Inc. ayudó a los pacientes a perder peso, aunque no cumplía con todos los criterios establecidos por el organismo.

La revisión de la FDA, publicada en internet el viernes, también cuestiona los efectos que tendría la píldora en el corazón, un tema común en los medicamentos para bajar de peso que se frecuentemente enfrentan problemas de seguridad.

La píldora Contrave de Orexigen para bajar de peso es la tercera que es revisada por la FDA en este año. Funcionarios de la FDA reconocieron la necesidad de elaborar nuevos medicamentos para bajar de peso en momentos en que ocurre una epidemia de obesidad en Estados Unidos, aunque la organización rechazó otros dos medicamentos debido a que existen dudas sobre su seguridad.

Las acciones de Orexigen Therapeutics Inc. con sede en La Jolla, California, bajaron 73 centavos, o un 13% de su valor hasta los 4,74 dólares por acción durante la sesión bursátil matutina.

La FDA señaló el viernes que cuatro estudios realizados por Orexigen mostraron que los pacientes que tomaron su medicamento perdieron, en promedio, un 4,2% más de peso que los pacientes que sólo tomaron un placebo. Sin embargo, los resultados no cumplieron con un lineamiento de la FDA que exige que debe haber por lo menos un 5% de diferencia entre la pérdida de peso que registraron ambos grupos.

El fármaco no cumplió con una segunda medida de efectividad que involucraba a un número de pacientes que perdieron al menos el 5% o más de su peso.

Los lineamientos de la FDA publicados en el 2007 afirman que un medicamento puede ser considerado eficaz si cumple con este requisito.

La FDA pedirá a un grupo de expertos que voten en torno a la eficacia y la seguridad del fármaco el martes. Esta votación no es obligatoria, aunque la FDA a menudo obedece los consejos de sus expertos.

Mientras que en Estados Unidos la tasa de obesidad estaría alcanzando al 35% entre los adultos, los médicos y funcionarios de salud pública afirmaron que se necesitan desesperadamente terapias nuevas para bajar de peso.

Incluso un fármaco moderadamente efectivo podría tener un gran éxito de venta

Sin embargo, la búsqueda de un medicamento que ayude a los pacientes a perder peso de manera segura ha sido infructuosa.

A principios de este año, la píldora para perder peso de los Laboratorios Abbott, Meridia, fue retirada del mercado después de que los reguladores afirmaron que el medicamento incrementó el riesgo de los pacientes a sufrir ataques cardíacos y derrames cerebrales.

También el viernes un panel de asesores de la FDA recomendó expandir el uso de una banda flexible para el estómago diseñada para ayudar a bajar de peso al reducir importantemente el consumo de alimentos.

La administración tomará una decisión final sobre la banda Lap-Band en los próximos meses. El aparato podría ser recomendado incluso para los pacientes que son menos obesos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes