Gas hilarante, posible opción de anestésico para parturientas

CONCORD, Nueva Hampshire, EE.UU. (AP). El uso de óxido nitroso, mejor conocido como gas hilarante, durante el parto fue prácticamente descartado en Estados Unidos hace décadas y solamente dos hospitales _uno en San Francisco y otro en Seattle_ todavía lo ofrecen, pero está resucitando el interés en devolverlo a las salas de parto como anestésico.

Hospitales respetados como el Centro Médico Dartmouth-Hitchcock planean empezar a usarlo, el gobierno federal está revisándolo y después de una larga pausa está por llegar al mercado el equipo necesario para su administración.

A Lori Rowell, que espera a su segundo hijo para junio, le ha despertado el interés.

"Decididamente lo consideraría, leería sobre el procedimiento y lo consultaría con mi médico", dijo la mujer de 36 años residente en Concord. "Es agradable saber que no afecta al bebé, porque eso es lo que me preocupa de la anestesia epidural".

Aunque el óxido nitroso se usa comúnmente para aliviar los dolores de parto en Canadá, Gran Bretaña y otros países, virtualmente se ha abandonado en Estados Unidos a favor de otras opciones como las epidurales, dijo Judith Bishop, una enfermera partera en el Centro Médico de la Universidad de California en San Francisco y líder en el esfuerzo por reintroducir el óxido nitroso para el parto.

Con una epidural, la medicación para bloquear el dolor penetra por un tubo en el espacio que rodea la médula espinal. Como debe ser administrada por un anestesista, es significativamente más cara que el óxido nitroso. Ambos están cubiertos por el seguro médico.

"En este país la mayoría cuando oye hablar del nitroso piensa que es algo del pasado, que es anticuado y que es algo malo o peligroso si es que lo hemos eliminado, pero creo que lo eliminamos en busca de opciones más especializadas", opinó Bishop, que estará entre los oradores en una conferencia el lunes para autoridades de hospitales de Nueva Hampshire, Vermont y Maine.

Tanto ella como otros partidarios de reintroducir el método admiten que no es ninguna solución mágica, pero creen que debería estar entre las opciones ofrecidas a las parturientas, en particular a quienes dan luz en hospitales pequeños o rurales que no tienen anestesistas 24 horas al día.

El gas hilarante es fácil para ser autoadministrado, surte efecto inmediatamente y puede usarse bien avanzado el parto.

"No es para todas, pero es algo que dará una cuota de alivio a muchas mujeres", afirmó Bishop.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes