Informe: Alimentos industrializados tienen demasiada sal

WASHINGTON ( AP). Hay demasiada sal oculta en la comida industrializada de los estadounidenses y los reguladores planean trabajar con los fabricantes para reducir su cantidad, pero el gobierno parece no estar dispuesto a adoptar una recomendación a gran escala que podría ordenar un recorte al consumo de ese sazonador.

" Creemos que podemos conseguir algunas reducciones sustanciales voluntarias", dijo el martes la Comisionada de la Administración de Alimentos y Medicinas de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), la doctora Margaret Hamburg.

" Le estamos dando forma a una estrategia y esa estrategia es trabajar de manera conjunta", agregó en declaraciones a The Associated Press.

No es de esperar que las sopas, las pizzas y los cereales del desayuno _estos últimos también contienen sodio_ tengan un sabor diferente al corto plazo.

Los planes de la FDA están en preparación, pero la idea es tener un cambio gradual para que las papilas gustativas del consumidor puedan ajustarse, así como modificar las recetas industriales y los métodos de producción de alimentos.

Los estadounidenses consumen en promedio una cucharadita y media de sal al día, más del doble de lo que necesitan para mantener una buena salud y suficiente para incrementar los riesgos de sufrir presión arterial alta, apoplejías y otros problemas.

Sin embargo, la mayor parte de ese sodio no proviene de los saleros ubicados sobre la mesa: se encuentra oculto dentro de alimentos procesados y en platillos de restaurantes.

El martes, el prestigioso Instituto de Medicina comentó que la industria alimentaria ha conseguido pocos avances para reducir voluntariamente el sodio.

Los consejeros instaron a la FDA a imponer niveles máximos de sodio para diferentes alimentos en un plan que ayude a reducir el consumo y que este consumo pueda finalmente ubicarse en un promedio de media cucharadita diaria.

" Este debería ser un nivel obligatorio", dijo la doctora Jane E. Henney, de la Universidad de Cincinnati, una ex comisionada de la FDA que encabezó el estudio del Instituto de Medicina.

Como la sal es tan " omnipresente, el conseguir que una o dos compañías hagan grandes esfuerzos en torno a esto no nos da a nosotros una gran ventaja a largo plazo. No es sustentable", agregó.

El informe del Instituto de Medicina no fija una fecha límite, pero dijo que se necesitarán años para aplicar gradualmente los cambios y que los consumidores se acostumbren al sabor de una dieta baja en sal.

Uno de cada tres adultos en Estados Unidos sufre de presión arterial alta, que a su vez es la principal causa de infartos, derrames cerebrales y fallos renales.

Además de que tener sobrepeso y escasa actividad física incrementan la presión arterial, la sal en exceso también es culpable de la hipertensión. La Asociación Médica Estadounidense dijo que 150,000 vidas podrán salvarse al año si se reduce a la mitad el consumo de sodio en alimentos procesados y en comidas en restaurante.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes