Laboratorio rechaza opinión de pediatras sobre medicamento

ETIQUETAS

Un costoso medicamento que se administra mayormente a bebés prematuros está en el centro de un enfrentamiento entre el fabricante y la principal asociación de pediatras de Estados Unidos, que recomienda reducir el uso de la medicina.

La disputa es sobre las nuevas directrices de la Academia de Pediatras de Estados Unidos, que indica que las pruebas médicas muestran que el medicamento beneficia a pocos niños que no sean prematuros. La medicina protege contra un virus común pero por lo general de poca fuerza que puede causar serios problemas pulmonares.

Es la segunda vez en dos años que el influyente grupo ha recomendado reducir el uso del medicamento, que vende el laboratorio MedImmune bajo la marca Synagis. MedImmune ha respondido con un anuncio de periódico a página completa que expresa que la nueva directriz amenaza "nuestros bebés más vulnerables".

Synagis protege contra el virus sincitial respiratorio (RSV), que infecta a casi todos los niños estadounidenses para cuando han cumplido los 2 años. En la mayoría de los casos es leve y sólo produce síntomas parecidos al resfriado. Pero también es la causa más común de neumonía en niños pequeños en Estados Unidos y un máximo de 125.000 son hospitalizados todos los años co el RSV, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), una institución federal.

El medicamento se aprobó en 1998 para su uso en ciertos niños con "alto riesgo" sobre la base de investigaciones que mostraban beneficios para ciertos bebés, incluidos prematuros nacidos a las 35 semanas de embarazo o menos. El grupo de pediatras dice que ha tratado de ofrecer una guía más específica porque la definición del alto riesgo del gobierno es vaga.

El medicamento se administra en varias inyecciones que cuestan miles de dólares y una reciente baja en las ventas de Synagis pudiera explicar la táctica de MedImmune, que incluye reclutar a padres para ayudar a dar impulso al medicamento.

Las ventas de la medicina en el primer trimestre del 2014 fueron de 328 millones de dólares, una baja de 19% en comparación con 414 millones el mismo período del año anterior, según las declaraciones de ingresos de la compañía matriz, AstraZeneca.

Alisha Martin, portavoz de la compañía, dijo que la empresa colocó anuncios de página completa en The New York Times y otros diarios porque "creemos que es importante informar a los padres —incluidas el medio millón de mujeres que dan a luz bebés prematuros todos los años— de las decisiones que puede afectar la vida de sus hijos".

Los estudios muestran que el medicamento puede reducir ligeramente el riesgo de hospitalización, pero no reduce el tiempo que pasan los niños en el hospital ni las probabilidades de menos complicaciones a largo plazo o la muerte, dijo el doctor H. Cody Meissner, miembro del comité de la Academia que redactó la nueva directriz y experto en enfermedades infecciosas del Centro Médico Tufts en Boston.

Los avances en el tratamiento de los prematuros en años recientes también hacen del Synagis, cuyo nombre genérico es palivizumab, innecesario para muchos bebés, indicó la Academia. La nueva directriz lo recomienda sólo para nacidos con menos 29 semanas de embarazo, otros prematuros con problemas pulmonares y otros con ciertos problemas del corazón, así como niños menores de 2 años que presenten ciertos riesgos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes