Leucemia infantil: anomalías de un gen prevén recaídas

WASHINGTON (AFP). Las anomalías de un gen permitirían predecir el riesgo de recaída en los niños enfermos de la forma más común de leucemia, según trabajos publicados en el New England Journal of Medicine en su versión de internet.

Los resultados de este estudio van a ser probablemente utilizados en los futuros diagnósticos para evaluar las probabilidades de fracaso del tratamiento, estiman los autores del estudio.

Estos científicos señalan sin embargo que se necesitarán más investigaciones para determinar cómo las variaciones de este gen, llamado IKZF1 o IKAROS, desencadenan una resurgencia de la leucemia aguda linfoblástica, la forma más común de este cáncer de sangre que afecta a uno de cada 29,000 niños al año.

El recurso a un test molecular para identificar este marcador genético en todos los pacientes que padecen leucemia, debería permitir a los médicos escoger tratamientos más apropiados, señalan los investigadores.

El recurso a las terapias actualmente disponibles se traduce en una tasa de curación de 80% de esta leucemia. Pero estos tratamientos presentan asimismo un importante riesgo de efectos secundarios, e incluso con estas terapias sólo el 30% de las víctimas de una resurgencia de leucemia sobreviven cinco años.

Poder determinar el riesgo de recaída de un paciente debería ayudar al médico a ajustar la intensidad de las terapias para optimizar las posibilidades de cura total. Hasta ahora no existía un buen marcador genético para predecir bien este riesgo, señala el doctor Stephen Hunger, del Hospital de Niños de la Universidad de Florida, que dirigió la investigación.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes