Mala dieta eleva riesgo de infarto cerebral en mujeres

SAN ANTONIO ( AP). Comer muchas grasas, especialmente aquellas que contienen las galletas y los panecillos puede aumentar considerablemente el riesgo de un infarto cerebral para las mujeres de más de 50 años, según un estudio a gran escala presentado el miércoles.

El estudio es el mayor hecho sobre los riesgos de infarto cerebral en las mujeres y entre todos los tipos de grasa. Los resultados obtenidos demuestran una tendencia clara: aquéllas que comieron más grasa tenían un riesgo 44% mayor de sufrir los tipos de infartos cerebrales más comunes en comparación con aquellas que comían menos.

" Es un aumento muy fuerte que se puede evitar", dijo el doctor Emil Matarese, especialista en derrames cerebrales en el centro médico de Saint Mary en Langhorne, Pensilvania.

" Lo que es malo para el corazón es malo para el cerebro".

Matarese revisó el proyecto pero no estuvo involucrado en su realización. La investigación fue presentada en una conferencia de la Asociación Estadounidense del Infarto Cerebral y se llevó a cabo con 87,230 participantes dentro de la Iniciativa por la Salud de la Mujer, un estudio creado con fondos federales, famoso por revelar los riesgos de salud relacionados con el uso de píldoras de hormonas para tratar lo síntomas de la menopausia.

Precisamente antes de llegar a la menopausia las mujeres tienen menos riesgo de padecer un derrame cerebral en comparación con los hombres de la misma edad, pero esto comienza a cambiar pues cada vez más mujeres luchan contra la obesidad y otros problemas de salud.

Después de la menopausia el riesgo de un infarto cerebral aumenta y la aparente ventaja de las mujeres sobre los hombres desaparece dijo el doctor Ka He, especialista en nutrición y principal autor del estudio de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill.

He y otra investigadora, Sirin Yaemsiri, querían descubrir si la grasa en la dieta cambiaba las posibilidades de padecer un derrame.

Las participantes en el estudio, de 50 a 79 años de edad, describieron detalladamente sus dietas cuando comenzaron a realizarlo. Los investigadores las clasificaron en cuatro grupos de acuerdo con cuánta grasa consumían y las revisaron siete años después para ver cuántas habían tenido un derrame causado por arterias tapadas que irrigan la sangre del cerebro, el tipo más común.

Entre las participantes ocurrieron 288 infartos cerebrales en aquellas que consumían más grasa al día (95 gramos), ante 249 infartos cerebrales en el grupo que consumía menos grasa (25 gramos), dijo Yaemsiri en la conferencia.

Los investigadores encontraron 30% de riesgo mayor entre las mujeres que consumían más grasas " trans", como las que hay en la margarina, los alimentos fritos y las galletas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes