Mujeres mayores necesitan más ejercicio para bajar de peso

CHICAGO ( AP). Un nuevo estudio médico señala cuánto ejercicio necesitan las mujeres para adelgazar a medida que envejecen, y... es mucho.

Al menos una hora de actividad moderada diaria es necesaria para las mujeres maduras con un peso saludable y que no están a dieta. Para aquellas que ya tienen sobrepeso, es decir la mayoría de las estadounidenses, necesitan todavía más ejercicio para no engordar sin tener que comer menos, según los resultados del estudio.

" Todos debemos trabajar en ello. Si fuera fácil ser delgado todos estaríamos así", dijo John Foreyt, experto de la medicina del comportamiento que revisó el estudio pero no estuvo involucrado en su elaboración.

Una caminata veloz, andar en bicicleta relajadamente o el golf son ejemplos de ejercicio moderado, pero no hay que arrojar la toalla si no se pueden realizar esas actividades al menos una hora cada día, pues un poco de ejercicio es bueno para la salud, aún y si este no adelgaza al que lo practica, según los investigadores.

Los resultados del estudio se basaron en el seguimiento a 34,079 mujeres de unos 50 años durante cerca de 13 años. La mayoría no estaba en una dieta para reducir el consumo de calorías. Durante el estudio las mujeres aumentaron un promedio de casi 2,72 kilos (seis libras).

Aquellas que comenzaron con un peso saludable, es decir con un índice de masa corporal menor a 25, y que aumentaron un poco o nada de peso durante el estudio solían realizar el equivalente a una hora de actividad moderada diaria. El detalle es que muy pocas mujeres, sólo el 13% estaban dentro de esta categoría.

Otras pocas ya tenían sobrepeso y realizaron esa cantidad de ejercicio pero los resultados sugieren que eso no fue suficiente para evitar que subieran de peso.

Los resultados son similares a lo que muchas mujeres estadounidenses de esa edad saben por su propia experiencia.

" Es extremadamente frustrante y te deja el ánimo por los suelos", dijo Janet Katzin, de 61 años, una directora de mercadeo " ligeramente pasada de peso" de Long Island que hace ejercicio una hora, dos veces a la semana.

Katzin era delgada cuando más joven, pero los kilitos comenzaron a llegar cuando tuvo a sus dos hijos en la década de 1980, a pesar de hacer ejercicio y cuidar su alimentación.

El estudio está incluido en la edición del miércoles del Journal of the American Medical Association. En la investigación sólo participaron mujeres, así que los investigadores de los hospitales Brigham y de la Mujer de la Universidad de Harvard dijeron que no se podría afirmar si también serían similares en los hombres.

La investigación " refuerza de forma clara la idea de qué tan difícil es mantener un peso saludable en nuestra sociedad", dijo Foreyt, del Colegio de Medicina Baylor en Texas.

El estudio también señala hechos inevitables sobre el envejecimiento. Los hombres y las mujeres suelen aumentar de peso, en parte porque sus metabolismos se vuelven más lentos, pero quizá mayormente por la tendencia natural de la gente a volverse más sedentaria sin cambiar sus hábitos alimenticios, dijo la doctora I Min Lee, principal autora del estudio.

Otro de los factores son los cambios hormonales en la menopausia que vuelven a las mujeres más propensas a aumentar de peso, especialmente cerca del abdomen.

Las mujeres que no quieren realizar mucha actividad física necesitan reducir el consumo de calorías para evitar subir de peso, pero Lee dijo que lo deben hacer de una forma razonable, no con dietas drásticas condenadas al fracaso.

A pesar de eso la médica enfatizó que los beneficios del ejercicio van más allá de lo que vemos en el espejo, pues ayudan a mantener un corazón saludable y a protegernos contra enfermedades crónicas, incluso si no son suficientes para bajar de peso.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes