Murió en Uruguay primera mujer con corazón artificial

Montevídeo(AFP). La primera persona conectada en Uruguay a un corazón artificial falleció mientras esperaba un transplante definitivo, debido a una infección con hemorragia interna que redujo los plazos de espera, informan, hoy jueves, los medios locales.

A Fati Arostegui, de 31 años, una empleada doméstica oriunda de la ciudad de Rocha (210 km al este de Montevideo), madre de dos hijos, se le detectó una miocardiopatía periparto durante su segundo embarazo.

El dispositivo de asistencia biventricular, aplicado el pasado 3 de setiembre y que tenía una vida útil de un año, cumplió con su primer objetivo de mantener con vida a la paciente mientras aguardaba el transplante, pero su situación se complicó con la infección.

"Es muy difícil saber el origen de la infección que causó la muerte de Arostegui", dijo al diario El País el jefe de Cirugía Cardíaca del Hospital Americano, donde se realizó la conexión al dispositivo, y quien estuvo a cargo de la intervención.

"No tenemos claro qué organos estaban afectados. Sí nos constaba que había elementos indirectos de infección en el organismo de la paciente que no podemos precisar", agregó.

Indicó que las infecciones son habituales en este tipo de dispositivos, pues "el 40% de las personas que usan este dispositivo hacen infección".

Asimismo, "un 37% a 40% de los pacientes que utilizan dispositivos de asistencia biventricular deben ser reintervenidos por sangrados. Es este caso, Fati no hizo ningpun tipo de hemorragia que obligara subirla" al quirófano, señaló Scola.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes