Niños ávidos TV con mayor riesgo de ser obesos o fumadores

WASHINGTON (AFP). Si su hijo es obeso, fuma, toma alcohol, se droga y saca malas notas en la escuela, no investigue más: la culpa la tienen la televisión, la música y el cine, según un curioso estudio publicado en Estados Unidos.

"Los resultados de este estudio muestran claramente que hay una fuerte correlación entre la exposición a los medios y los efectos negativos a largo plazo sobre la salud de los niños", declaró Ezekiel Emanuel, del Instituto Nacional de Salud (NIH, por sus siglas en inglés), principal autor de este estudio publicado el martes.

El análisis, titulado "Los medios y la salud de los niños y adolescentes", fue realizado conjuntamente con la escuela de medicina de la universidad Yale, el NIH y el Pacific Medical Center de California.

Los investigadores reunieron los resultados de los 173 estudios relacionados sobre este tema desde 1980 y descubrieron que el 80% de éstos muestra que una fuerte exposición a los medios genera efectos negativos en la salud de niños y adolescentes.

Los expertos establecieron que los adolescentes destinan a los medios, en promedio, 45 horas por semana, contra 17 horas que pasan con sus padres y 30 horas que pasan en la escuela.

"Este análisis es la primera evaluación global del impacto de los medios sobre la salud de los niños", destacó Emanuel, cuyo hermano Rahm Emanuel acaba de ser nombrado por el presidente electo, Barack Obama, como Secretario General de la Casa Blanca.

El estudio se concentra en siete problemas de salud o de comportamiento: tabaquismo, actividad sexual precoz, obesidad infantil, déficit de atención con hiperactividad, bajos resultados escolares, consumo de drogas y alcohol.

La obesidad y el tabaquismo se llevan el palmarés de los problemas causados a partir de una gran exposición a los medios, al establecerse un vínculo entre la obesidad y el consumo de medios en 86% de los 73 estudios sobre el tema. Entretanto, 88% de los 24 trabajos sobre tabaquismo mostraron un nexo similar.

De los 10 estudios sobre el consumo de alcohol y los medios, ocho establecen un vínculo significativo. Esta relación también se identificó en seis de los ocho estudios sobre el consumo de drogas.

Por último, 65% de las investigaciones muestran una incidencia del consumo mediático en el rendimiento escolar. Además, nueve de cada 13 trabajos vinculan los medios con el déficit de atención.

"Este estudio provee un importante punto de partida para futuros trabajos que deberían investigar, a la vez, los efectos de los contenidos de los medios tradicionales y los de los medios digitales -como los videojuegos, internet y los teléfonos celulares-, que los niños utilizan en la actualidad con mayor frecuencia", dijo Emanuel, tras destacar que su estudio se concentró en la televisión, la música y el cine.

Los investigadores concluyen que los padres deberían fijar límites al consumo mediático de sus hijos, asegurarse de que miren programas de televisión adaptados e incentivarlos a que pasen más tiempo afuera.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes