OPS exhorta a Latinoamérica a coadyuvar para combatir el dengue

Panamá ( EFE) La Organización Panamericana de la Salud (OPS) exhortó hoy a la población latinoamericana a coadyuvar en los esfuerzos que realizan las autoridades de salud del continente para combatir el dengue.

El asesor regional del dengue de la OPS, el cubano José Luis San Martín, dijo que esta es una enfermedad de muy alta complejidad, por lo que no existe una "varita mágica" para resolverla, y por ello es necesario que se tome conciencia de que es importante y necesaria la participación ciudadana.

"Si nosotros en nuestra vivienda y alrededores dedicamos un día a la semana a eliminar todo aquel criadero de agua que pueda ser útil al vector, le daremos un duro golpe al dengue", señaló San Martín a los periodistas tras intervenir en un foro sobre los mosquitos transgénicos existentes para controlar el dengue en Panamá.

San Martín precisó que aún con la presencia de nuevas tecnologías, incluyendo algunas vacunas, para contrarrestar el dengue, es necesario no perder de vista lo importante que será actuar sobre los factores ambientales que en estos momentos están afectados.

En ese sentido, arguyó que es importante seguir trabajando en América Latina para mejorar el suministro de agua y las condiciones de las viviendas de la población, así como el saneamiento de la ciudad, haciendo para ello una labor efectiva de reciclaje, por ejemplo.

"Hay que trabajar mucho más de cerca para proteger el medio ambiente, es cierto, pero sobre todo el medio ambiente doméstico, porque este es un mosquito de vida doméstica", aseveró.

Destacó que Suramérica es la región más afectada por el dengue en el continente, teniendo entre los casos más significativos el de Brasil, que aporta entre el 50 % y el 60 % del dengue en América, así como Venezuela y Colombia.

En tanto que Honduras, El Salvador y Costa Rica son los de mayores incidencias en Centroamérica.

En el caso de Panamá, señaló que es uno de los países centroamericanos con menos casos porque cuenta con una protección natural, que es su propio medio ambiente, y porque ha mantenido una política muy sólida de control de vectores.

Por su parte, el director del Instituto Conmemorativo Gorgas para Estudios de la Salud, Néstor Sosa, indicó que en Panamá se estudia la posibilidad de utilizar mosquitos genéticamente modificados para controlar el dengue en este país, como se ha hecho con efectivos resultados en otros.

Sosa señaló que actualmente se está a la espera de los permisos de las autoridades de salud panameñas, para después importar los huevos con el gen y probar la competitividad de los mosquitos genéticamente modificados con los mosquitos silvestres.

Añadió que el mosquito transgénico podría no ser la cura para combatir el dengue, pero podría ser una herramienta más que se uniría a la realizada por las comunidades y las autoridades gubernamentales.

Sosa precisó que una vez se cuente con los permisos se empezará el experimento científico con prontitud, aunque no reveló ni los probables costos ni cuáles serían las áreas específicas de los ensayos.

El Instituto Conmemorativo Gorgas para Estudios de la Salud, en conjunto con el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales y la Universidad de Panamá, realizaron el foro, en el que también participaron expertos de la Universidad Estatal de Carolina del Norte (NCSU) y de Minesota (UMn) y de la empresa británica Oxitec, que realiza los estudios sobre los mosquitos transgénicos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes