Obesidad y alcohol: factores de riesgo para el cáncer de mama

SAN ANTONIO ( AP). Las mujeres atemorizadas por el cáncer de mama deberían preocuparse menos por los teléfonos celulares y las tinturas para teñirse el cabello y más por engordar o beber demasiado, hacer pocos ejercicios, usar hormonas para la menopausia y recibir demasiada radiación por los exámenes médicos. Esas son las conclusiones de un informe sobre riesgos ambientales de un panel de asesores científicos.

Por ambiente entienden todo lo que no sea gobernado por genes, no solamente lo que hay en el aire y en el agua, sino también las dietas, el uso de vitaminas e incluso acciones como trabajar en el turno nocturno.

Y aunque lamentan que la mayoría de las sustancias químicas en los bienes de consumo son sometidas a escasos exámenes de seguridad, hallaron muy pocos estudios para determinar si plantean riesgos de cáncer de mama determinados pesticidas, cosméticos o bisfenol A, conocido como BPA y usado en muchos plásticos y revestimientos de latas de alimentos, aunque ha sido eliminado de los biberones y de muchos contenedores de bebidas en los últimos años.

"No tenemos datos suficientes para decir que boten las botellas de agua", dijo Irva Hertz-Picciotto, directora de salud ambiental y ocupacional en la Universidad de California en Davis.

Hertz-Picciotto dirigió el panel del Instituto de Medicina, un grupo de expertos independientes bajo la Academia Nacional de Ciencias que aconseja al gobierno y otros. Este informe fue financiado por la fundación de cáncer de mama Susan G. Komen. Fue presentado el miércoles en una conferencia sobre cáncer en Texas.

Hemos hecho mejor trabajo para tratar el cáncer de mama que para prevenirlo, afirmó el Dr. Michael Thun, epidemiólogo de la Sociedad Oncológica Estadounidense, que contribuyó a revisar el informe. Las tasas de cáncer de mama en Estados Unidos cayeron el 31% de 1990 al 2007 pero las tasas de incidencia declinaron solamente un 5%.

El peso y la obesidad cuentan debido a que las células de grasa producen estrógeno, que impulsa el crecimiento de la mayoría de las variedades de cáncer de mama, agregó.

Otros factores son más complejos. Un consumo moderado de alcohol podría reducir el riesgo de enfermedad cardíaca pero parece elevar ligeramente el riesgo de cáncer de mama.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes