Panamá refuerza vigilancia contra fiebre amarilla

Ante los brotes de fiebre amarilla selvática en Colombia, Venezuela y Brasil, las autoridades sanitarias de Panamá han decidido reforzar la vigilancia fronteriza de los factores de riesgos asociados a esta enfermedad.

Panamá tiene 30 años libre de fiebre amarilla selvática, sin embargo es necesaria la vigilancia, así lo confirmó, Alfonso De León, jefe de Zoonosis del Ministerio de Salud. El monitoreo se mantendrá sobre todo en monos aulladores, arañas y titis.

Explicó De León que este tipo de fiebre amarilla la desarrollan los monos y que puede ser transmitida a los mosquitos Aedes Aegypti, que se mantiene un contacto directo con los seres humanos, convirtiéndola en fiebre amarilla urbana.

Con el objetivo de evitar la enfermedad, el Minsa decidió aplicar vacunas anti-fiebre amarilla para personas en riesgos como: ganaderos, madereros e indígenas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes