Pese a peligros, la gente se sigue inyectando silicona

NUEVA YORK ( AP). Las inyecciones de silicona líquida pueden matar, desfigurar y provocar problemas de salud a largo plazo, pero siguen siendo populares en el mercado negro para mujeres y hombres que desean pechos, nalgas o muslos más redondos.

Según un estudio reportado en la reunión de 2006 de la Sociedad Radiológica de Norteamérica, 11 mujeres o transexuales sufrieron embolia pulmonar de silicona y murieron después de inyectarse silicona líquida. El estudio incluyó a 44 personas en un periodo de 15 años.

" Cada complicación que encontramos estaba asociada con este tipo ilegal de uso", dijo el doctor Santiago Restrepo, principal autor del estudio y profesor de radiología en el centro de salud de la Universidad de Texas en San Antonio.

" Desafortunadamente, como esto es una práctica ilegal, es muy difícil saber cuál es su difusión o cuáles son las cifras", agregó.

Clara Tolentino quedó horrorizada cuando su hermana de 43 años murió el año pasado tras inyectarse silicona líquida para darle más forma a sus nalgas.

Tolentino, de 35 años, llegó a pagar 2,000 dólares en 2006 para inyectarse silicona líquida también.

" No lo hice tantas veces como mi hermana... Pero tenía miedo", dijo la dominicana que vive en el barrio neoyorquino del BronxYork. " Tenía miedo de que algo que iba a pasar a mí".

Su hermana, Fiordaliza Pichardo, murió en marzo. Según la autopsia, unos 1,400 miligramos de silicona se alojaron en sus pulmones. La oficina del forense de la ciudad de Nueva York dijo que el motivo de la muerte fue embolia pulmonar por silicona.

En Estados Unidos, la silicona líquida no está aprobada para ser usada en inyecciones cosméticas. Aún así, existen fiestas, llamadas " pump-up parties" en inglés, donde la gente, sobre todo de la comunidad travesti, se reúne para inyectarse silicona líquida con la esperanza de tener una apariencia más femenina.

La Administración de Alimentos y Medicinas de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) no ha aprobado inyecciones de silicona desde 1992.

Sólo un producto de silicona líquida ha sido aprobado por la FDA y sirve para atender trastornos de retina normalmente asociados con el sida.

Los interesados en inyectarse silicona buscan por internet o descubren a través del boca a boca a proveedores que se presentan como si fuesen profesionales. Las autoridades señalan que tales proveedores obtienen la silicona en grandes cantidades a bajos precios y no para uso médico.

" Es como ir a (la cadena de productos para construcción) Home Depot, comprar silicona industrial, ponerla en una jeringuilla e inyectarla", dijo el doctor Renato Saltz, presidente de la Sociedad Estadounidense de Cirugía Plástica Estética.

El experto ha trabajado para advertir sobre los peligros de las inyecciones si éstas son ofrecidas por gente sin licencia.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes